Una dieta cetogénica está basada en un plan de alimentación rico en grasas, con moderada o baja ingesta de proteínas, y muy baja en carbohidratos.

Características de una dieta Cetogénica

Cuando un individuo sigue una dieta cetogénica, el metabolismo de las grasas se realiza mediante la oxidación de los ácidos grasos por el hígado, produciendo así cuerpos cetónicos. Estos cuerpos circulan en la sangre llegando a los diferentes tejidos y pasan a ser fuente de energía para muchas células.

El bajo contenido en carbohidratos de estas dietas puede hacer que disminuya el nivel de glucosa en sangre. Además, con estas dietas se aumenta el metabolismo oxidativo mitocondrial.

Esta es la hipótesis para su posible papel en el tratamiento del cáncer, ya que las células tumorales muestran un alto nivel de actividad en el metabolismo de la glucosa y alteraciones en el metabolismo oxidativo de las mitocondrias.

Al bajar los niveles de glucosa y producirse cetosis, las células malignas se quedarían sin fuente de energía, mientras que las células sanas adaptarían su metabolismo para utilizar los cuerpos cetónicos y sobrevivir.

Existen diversos estudios en modelos animales y cultivos celulares que señalan un posible papel de la dieta cetogénica para el tratamiento del cáncer. Los resultados son a veces contradictorios y parece que son diferentes según los tipos tumorales.  Pero, no existen resultados de ensayos clínicos  en humanos y no hay ninguna evidencia científica que apoye esta hipótesis.

En la actualidad hay algunos ensayos clínicos en marcha, habrá que esperar sus resultados, pues los datos actuales en humanos se basan únicamente en la descripción de casos aislados o pequeños estudios.

Riesgos de la dieta cetogénica

En este contexto de falta de evidencia médica y científica, es importante considerar los riesgos asociados a una dieta cetogénica. Debido a la alta ingesta de grasas, se puede producir los siguientes efectos secundarios:

  • Letargia, náuseas y vómitos.
  • Hipoglucemia y trastornos gastrointestinales.
  • A largo plazo pueden producirse hipercolesterolemia y déficits de algunos minerales como el selenio o el zinc.

Dieta cetogénica Cáncer

Por otra parte, si sabemos que durante el tratamiento del cáncer es muy  importante mantener un adecuado estado de salud y evitar estados de malnutrición o caquexia.  Cómo norma general, se recomienda una dieta sana y variada, rica en frutas, vegetales, cereales integrales y pescados, evitando el consumo excesivo de azúcares, carnes rojas y procesadas.

Además, cada paciente puede tener unos requerimientos diferentes, por lo que, antes de comenzar cualquier tipo de plan de alimentación sea o no una dieta cetogénica, se recomienda la valoración precia de un nutricionista que ayude al paciente en sus necesidades para mejorar su estado nutricional.

Escrito por: Dra. Margarita Feyjóo

Jefe de Servicio de Oncología Médica en el Hospital Universitario Sanitas La Moraleja.