La dieta de la sonda nació en Italia hace unos seis años de la mano del doctor Gianfranco Cappello. Consiste en ingerir los nutrientes a través de una sonda nasogástrica de unos dos milímetros por la que se introducen los alimentos directamente al estómago.

¿Cómo funciona la dieta de la sonda?

La sonda está conectada a una mochila (por eso también se conoce como la dieta mochila) donde se lleva la solución que se introduce por la sonda, compuesta en su mayoría por proteínas, vitaminas y aminoácidos. Esa solución es para 24 horas y una vez terminada, se recarga. En la dieta de la sonda se prescinde totalmente de las grasas y de los hidratos de carbono.

Durante diez días, el portador de la sonda no come ningún alimento.

Sí, has oído bien, toda la nutrición se lleva a cabo a través de la sonda. Durante ese periodo no se mastica ningún alimento sólido, solo se quita la mochila en periodos cortos de tiempo, que no superan los 15 minutos, y pocas veces al día.

¿Es peligrosa la dieta de la sonda?

Esta dieta promete perder 10 kilos en 10 días, ¿pero a costa de qué?

Como todas las dietas extremas, la dieta de la sonda es muy peligrosa. La carencia de nutrientes puede ser perjudicial para la salud y aunque se publicite que en la mochila se incluyen todos los elementos que necesita el organismo para funcionar, las personas que siguen esta dieta pueden tener problemas óseos o gastroenteritis.

Llevar un elemento extraño en el estómago que tienen acceso al exterior por un catéter, no está exento de riesgo de infección.

banner_peso_saludable

¿Tiene efecto rebote?

También hay que tener en cuenta que, como en todas las dietas restrictivas, una vez finalizadas aparece el efecto rebote, puesto que durante la reducción de la ingesta de alimentos se producen una serie de procesos en el organismo que activan las señales de alarma para pasar a un ahorro energético. Una vez que se termina la restricción de alimentos con la dieta de la sonda, se produce una recuperación rápida de la grasa, puesto que es la forma que tiene el organismo de obtener energía de una forma rápida y eficaz.

¿Cómo adelgazar sin riesgos?

Si realmente quieres perder peso, esos kilos de más que no eres capaz de quitártelos a pesar de seguir alguna dieta, debes recordar que la pérdida de peso debe ser gradual, de acuerdo a tus necesidades.

No te dejes embaucar por promesas fáciles como la dieta de la sonda, ya que puedes poner en peligro tu salud. Ponte en manos de un equipo multidisciplinar, compuesto por un médico, un nutricionista y un psicólogo, para que te diseñen una dieta personalizada adecuada a tus necesidades y con unos objetivos específicos a conseguir.