¿Boda a la vista? No te preocupes; esos kilos de más no va a arruinar uno de los días más felices de tu vida, aún tienes tiempo de adelgazar para la boda.

Adelgazar para la boda con la dieta proteinada

La dieta proteinada, es un plan de alimentación muy bajo en calorías basado en el consumo de unas cantidades determinadas de proteínas y ácidos grasos esenciales, y en una cantidad muy pequeña de hidratos de carbono.

En este tipo de dietas, las proteínas que se consumen proceden de preparados especialmente diseñados para este tipo de plan dietético, elaborados a base de proteínas de alta calidad biológica, que se presentan en forma de sobres y batidos, por ello, es importante prepararte para la dieta proteica, también de manera psicológica.

Estas preparaciones aportan proteínas pero formuladas de tal forma que favorecen una pérdida de peso rápida y eficaz. Para ello, deben acompañarse de unas cantidades determinadas de hidratos de carbono, procedentes de una serie de verduras, y complementarse con suplementos de micronutrientes y oligoelementos.

No es por tanto una dieta al uso en el sentido de que no incluye solo alimentos frescos y procedentes de fuentes naturales. Por eso, las dietas proteinadas para adelgazar, deben estar siempre pautadas y sometidas a un seguimiento estrecho por parte del médico especialista.

Se trata de una forma de alimentación que no debe mantenerse durante mucho tiempo, por tanto, esta dieta puede ser una buena opción si quieres adelgazar para la boda que tienes prevista, o para la tuya propia, pues dura solo el periodo prescrito por el especialista, quién marcará los tiempos en función de las características del paciente y, sobre todo, de la cantidad de kilos a perder.

banner_peso_saludable

Resultados de la dieta proteinada

La efectividad de la dieta proteinada se basa en el efecto que produce en el organismo: al privarlo del aporte de grasas e hidratos de carbono, manteniendo el de proteínas, se le obliga a consumir sus propias reservas de grasa a modo de combustible.

Como consecuencia, entre 24 y 48 horas después de dejarle de suministrar grasas e hidratos, el cuerpo empieza a producir unas sustancias, los cuerpos cetónicos, lo que se conoce como cetosis, a través de los cuales elimina el exceso de grasa por la orina.

La consecuencia directa de esto es una pérdida muy rápida de peso y, también, de volumen y de celulitis. A la mayoría de las personas, además, el estado de cetosis les produce una sensación de bienestar y energía, ya que también aumenta la producción de endorfinas. Y, sobre todo, al estar en cetosis se reduce mucho el apetito lo que, unido al efecto saciante de los preparados proteinados, hace que no se tenga sensación de hambre.

Efectos de la dieta proteinada

Sin embargo, este proceso que, no lo olvides, siempre debe estar supervisado por un médico, también puede producir una serie de síntomas, leves y pasajeros, pero que es importante conocer y consultar al experto si no se solucionan en poco tiempo o van a más:

  • Sensación de cansancio y debilidad.
  • Dolor de cabeza.
  • Mal aliento.
  • Sudoración excesiva.

Fases de la dieta proteinada

La dieta proteinada tiene varias fases:

  • La primera fase: de unos 15 días de duración, es la más estricta y, también, en la que se adelgaza más: se puede perder hasta el 80% del peso total que se quiere adelgazar. En la primera fase sólo se pueden comer los preparados (5 sobres o snacks al día) acompañados de verduras que están divididas en dos grupos: De libre consumo sin exceso o 100 g al día, según la cantidad total de hidratos de carbono que contienen.
  • A medida que se va cambiando de fase se van introduciendo alimentos que sustituyen a los preparados proteicos: primero las proteínas naturales (de origen animal); después, lácteos, frutas y cereales, hasta llegar, en las fases finales, a una dieta baja en calorías, pero en la que se puede comer prácticamente de todo.

Recomendaciones a la hora de hacer una dieta proteinada 

La cetosis se mantiene en las 2-3 primeras fases. Además de estas pautas básicas, hay que seguir otra serie de recomendaciones para que este método funcione:

  • Sólo se pueden comer los alimentos autorizados en cada fase.
  • Las verduras, preferiblemente frescas, pueden tomarse crudas o cocinadas, aunque se aconseja alternar ambas.
  • Beber mucha agua, para favorecer la eliminación de la grasa.
  • Los métodos de cocción son a la plancha, al vapor o hervido.
  • Para condimentar, una cucharada sopera de aceite de oliva virgen al día, especias y ajo y cebolla deshidratados.

Si en cualquier dieta es importante no saltarse las pautas, en la dieta proteinada esto es absolutamente imprescindible: debes tener muy claro que una sola transgresión puede sacarte de cetosis, frenando el adelgazamiento y obligando al cuerpo a hacer un sobreesfuerzo para volver a alcanzar este estado. Si, por el contrario, se hace la dieta bien, asistiendo a la consulta del médico cada 2-3 semanas, se pueden perder hasta 9 kilos en un mes, y lograr tu objetivo de adelgazar para la boda.