La dieta Keto: ¿en qué consiste?

¿Qué es la dieta Keto?

La dieta keto se ha puesto muy de moda en los últimos meses, por lo que es seguro que has oído hablar de ella. Te preguntarás, ¿en qué consiste?
En líneas generales, la dieta keto, también conocida como dieta cetogénica, es una pauta alimentaria muy baja en carbohidratos, donde se restringe este nutriente a entre el 5% y el 10% de todo el aporte calórico total diario. No es una dieta hiperprotéica, donde la mayor parte de las calorías provienen de las proteínas, sino que la dieta keto se caracteriza por consumir carne, pescado, huevos, verduras, mantequilla, queso y aceite de oliva. Están prohibidos alimentos como las patatas, la pasta, el pan, el arroz, el chocolate, los dulces y los plátanos; es decir, los alimentos ricos en hidratos de carbono. Y es que la dieta keto se centra en la grasa, que proporciona hasta el 90% de las calorías diarias, con las consecuencias que puede tener para el metabolismo.

La reducción del peso con la dieta keto se obtiene porque el cuerpo fabrica cuerpos cetónicos para conseguir energía, ya que no dispone de la suficiente cantidad de glucosa en sangre que le permita tener “gasolina” para que las células hagan sus funciones. El hígado produce cetonas a partir de la grasa acumulada en el organismo, de ahí que se consiga reducir el peso de forma rápida.

Con la dieta keto tu cuerpo cambia su suministro de combustible para funcionar principalmente con grasa, es decir, quema grasa. Cuando los niveles de insulina son muy bajos, aumenta considerablemente la quema de grasa, incluida la que está almacenada. Durante el estado de cetosis, es recomendable beber abundantes líquidos para poder eliminar los cuerpos cetónicos que se producen. Hay que tener mucho cuidado durante esta fase para que no se produzca una acumulación tóxica de cuerpos cetónicos, que puede tener un impacto negativo en la salud.
Una de las ventajas que destacan los defensores de la dieta keto es que con los alimentos que se consumen se consigue una sensación de saciedad de forma rápida, ya que los alimentos ricos en grasa llenan más y esa sensación de plenitud se mantiene por más tiempo que con otros grupos de nutrientes, como las proteínas.
No obstante, como con todas las dietas que prometen una bajada rápida de peso, hay que ser cautos y consultar a un especialista. Dejar de comer algunos nutrientes sin la supervisión de un equipo médico especializado puede tener consecuencias graves para la salud.

Riesgos de la dieta Keto

Los principales riesgos de la dieta keto son:
• Es una dieta rica en grasa, lo que puede aumentar el riesgo cardiovascular y elevar los niveles de colesterol.
• Tiene deficiencia de nutrientes. Si se evitan ciertos alimentos, como las verduras y la fibra, se produce una descompensación de los niveles de algunos micronutrientes, como la vitamina C y B, magnesio, fósforo y selenio.
• Pueden aparecer problemas hepáticos derivados del consumo excesivo de grasa. Es en el hígado donde ser metaboliza la grasa y un exceso puede dar lugar a la aparición o al agravamiento de cualquier problema en el hígado.
• Alteraciones en el riñón. La dieta keto puede sobrecargarlos, ya que los cuerpos cetónicos se eliminan a través de la orina.
• Estreñimiento. Al ser una dieta donde se eliminan casi los alimentos con fibra, se resiente el tránsito intestinal.
• Cambios de humor. El cerebro necesita el azúcar de los hidratos para funcionar bien. Si faltan, aparece un sentimiento de irritabilidad y de mal estado.
Antes de iniciar cualquier dieta, es importante que acudas a un centro especializado donde cuentes con la supervisión de un equipo que te vaya dando las pautas adecuadas para perder peso de una forma sana y saludable. Y recuerda que las dietas “milagro” no existen: todas requieren un esfuerzo y no deben poner en peligro tu salud.

Validado por: Lina Robles

Jefa del Servicio de Nutrición y Dietética en el Hospital Universitario Sanitas La Zarzuela.

Compartir
Publicado por
Validado por: Lina Robles