La dieta proteica para adelgazar en la menopausia, puede ser una buena opción, cuenta con más seguidores debido principalmente a la rapidez con la que se aprecian los resultados.

¿En qué consiste la dieta proteinada?

Básicamente, este tipo de dietas proteinadas para adelgazar, consisten en disminuir el consumo de hidratos de carbono, para dar protagonismo a los alimentos ricos en proteínas como el pescado, aves (pollo y pavo), lácteos y carnes.

El objetivo de la restricción de los hidratos, es dejar de suministrar al organismo la energía que éstos le aportan, obligándole a recurrir a las reservas almacenadas, principalmente de grasa. Con esto se consigue por tanto perder volumen de manera más rápida que la que se logra habitualmente con las dietas hipocalóricas.

Hay distintas versiones de esta dieta en función de la mayor o menor cantidad de hidratos de carbono que permiten consumir y de la inclusión o no de proteínas de origen vegetal (legumbres, frutos secos, derivados de soja). En cualquier caso, es el médico especialista quién marca las pautas a seguir de cada paciente en función de sus necesidades.

banner_peso_saludable

Dieta proteica para adelgazar en la menopausia

En el caso de las mujeres, la dieta proteica para adelgazar en la menopausia puede tener muchos beneficios, siempre y cuando se haga con la supervisión de un especialista, y se adapten las pautas a las necesidades específicas del organismo en este periodo de la vida femenina. Es importante conocer el cuerpo de cada mujer para descubrir en cada caso, cómo perder peso en la menopausia de una manera saludable.

Estudios recientes han demostrado que reducir a un 30% la cantidad de hidratos de carbono (unos 100-150g al día) ayuda a estabilizar los niveles de glucosa en sangre, y es una medida especialmente efectiva para reducir la grasa del abdomen y bajar de peso en general.

Durante la menopausia, se produce un descenso importante de las principales hormonas implicadas en el ciclo menstrual, los estrógenos, lo que, además de la desaparición de la menstruación, tiene otras consecuencias y síntomas: más riesgo de tener enfermedades cardiovasculares y determinados tipos de cáncer, alteraciones en el sueño y el estado de ánimo, sofocos y, también es una de las hormonas que afectan al peso.

¿Qué cambios o síntomas se experimentan con la menopausia?

Algunas de los cambios que experimentan las mujeres con la menopausia son:

  • Pérdida de masa muscular.
  • Aumento de la grasa corporal, sobre todo en la zona del abdomen.
  • Incremento de la grasa visceral, la más dañina, ya que envuelve los órganos internos.
  • Menos densidad ósea.

Dieta proteica para combatir la menopausia

Una dieta de tipo proteico tiene muchas propiedades que ayudan a combatir estos efectos secundarios de la menopausia:

Mayor consumo de proteínas

El ato consumo de proteínas, y aminoácidos, alimentan la masa muscular, frente a esa pérdida característica de la menopausia.

Pérdida del exceso de grasa

Asimismo, una dieta proteica para adelgazar en la menopausia, favorece la eliminación del exceso de grasa que las mujeres suelen acumular en esta etapa. Esto tiene importantes beneficios, sobre todo a nivel cardiovascular. Por tanto, más allá de la cuestión estética, dado que los expertos coinciden en la importancia de evitar una excesiva acumulación de grasa durante esta etapa, la dieta proteica se presenta como una buena opción para perder peso en poco tiempo.

Particularidades de la dieta proteica en la menopausia

Si haces una dieta proteica para adelgazar en la menopausia, debes hacer una serie de reajustes como, por ejemplo:

  • Mantener una proporción de hidratos de carbono lo suficientemente adecuada como para asegurar el aporte de nutrientes tan importantes como la fibra. Estos hidratos deben proceder fundamentalmente de las verduras (de hoja verde, tomates, berenjenas, calabacín, setas y champiñones…)
  • Aunque en la mayoría de las dietas es un nutriente que está restringido, la dieta proteica para adelgazar en la menopausia, debe incluir grasas, pero de las buenas, esto es, procedentes de alimentos como el aguacate, el aceite de oliva y el pescado azul, rico en ácidos grasos omega 3.
  • También se suele limitar el consumo de lácteos, que son ricos en calorías y en carbohidratos como la lactosa. Sin embargo, el calcio, del que los lácteos son la principal fuente, es absolutamente indispensable en la menopausia, debido al aumento del riesgo de pérdida de masa ósea, así que lo mejor es limitarlos a sus versiones semi o desnatadas y aumentar el consumo de otros alimentos ricos en este mineral, como las sardinas y los boquerones.

Otras recomendaciones a tener en cuenta si se hace una dieta proteica durante la menopausia son:

  • Repartir las comidas en 5-6 ingestas al día para mantener activo el metabolismo y evitar la sensación de hambre.
  • Tener en cuenta las cantidades para no pasarse, pero tampoco quedarse corto.
  • Muy importante, hacer ejercicio: es la mejor forma de compensar la lentitud con la que el organismo pierde peso en este momento.