La dieta proteica , es rica en proteínas y pobre en hidratos de carbono y grasas, es muy eficaz para el tratamiento del sobrepeso y la obesidad leve al inducir un estado de cetosis, un proceso por el cual el organismo utiliza la grasa acumulada como fuente primaria de energía al no poder obtenerla de los hidratos de carbono.

¿Se puede hacer en Navidad la dieta proteica?

Mantener con éxito este tipo de platos hiperproteicos cuando salimos de la rutina habitual, como ocurre en Navidad y Año Nuevo, puede convertirse en una misión imposible. Las mesas rebosan todo tipo de platos ricos en grasas y carbohidratos y las alternativas saludables suelen brillar por su ausencia.

Pero aunque las probabilidades de caer en la tentación y romper la dieta en estas fechas se multiplican, sí se puede hacer un menú proteico con esfuerzo, voluntad, y sobre todo planificación. A continuación te ofrecemos algunos consejos para mantener tu menú proteico durante estas fiestas.

Alimentos proteicos

Cacahuetes al natural

Los cacahuetes tienen gran contenido en proteínas. Pero, además, son ricos en fibra o magnesio. Muchos estudios sugieren que es un alimento óptimo para perder grasa, y esto se debe a que poseen una gran cantidad de grasas monoinsaturadas, conocidas como grasas buenas.

Gambas

Este alimento tan propio de las cenas navideñas son ricas en proteínas y contienen pocas calorías. Además están repletas de nutrientes como el selenio, vitamina B12 y grasa omega 3.

Leche de vaca y de soja

La soja es posible consumirla como semillas de soja o como leche de soja, también la leche de vaca contiene una gran cantidad de proteínas entre otros nutrientes como el calcio, fósforo y riboflavina.

Pescado

Todos los pescados tienen un alto contenido en proteínas, algunos contienen más grasas, por ejemplo la caballa o el salmón, y otros menos, como la merluza o el lenguado, que quizá sean mejores opciones para cumplir con tu menú de dieta proteica.

Pechuga de pavo o pollo

El pavo también es un plato muy típico para Navidad y al igual que el pollo, tiene una gran cantidad de proteínas y poca grasa, lo que hace que sea un alimento adecuado para la pérdida de peso.

Copos de avena

La avena es un cereal con un alto contenido en fibra, pero también es rico en proteínas, minerales y antioxidantes. Incluir los copos de avena en tus desayunos, es una gran opción para aumentar el consumo de alimentos proteicos en tu dieta.

Huevos

Los huevos en general no deben faltar en tu dieta, tienen proteínas, vitaminas y antioxidantes entre otros nutrientes. Por tanto es un alimento muy completo.

Almendras

Al igual que los cacahuetes, las almendras son un fruto seco con un alto porcentaje de proteínas. Unas pocas almendras en tu yogur natural sin azúcar, y ya tienes una merienda proteica perfecta.

Comidas con proteínas

  • Ensalada de lentejas con trozos de pollo y manzana.
  • Huevo duro con aguacate y langostinos.
  • Arroz con garbanzos, pollo y verduras.
  • Tostas de salmón y tortilla.

Merienda proteica

Algunas opciones para merendar de manera saludable y asegurarte un alto porcentaje de proteína, son por ejemplo, un yogur con almendras crudas, un poco de queso con una rodaja de tomate y una loncha de pavo, o unos palitos de apio y zanahoria crudos con hummus casero.

Cenas proteicas

  • Solomillo de pavo al horno.
  • Merluza al vapor.
  • Tacos de tofú a la sartén.
  • Sepia a la plancha.
  • Tataki de atún.

Alimentos para una dieta hiperproteica

Los alimentos para una dieta hiperproteica son los ricos fibra y proteínas y que poseen bajo contenido de carbohidratos, por ejemplo:

  • Carnes magras, pescados, huevos, jamón serrano.
  • Leche desnatada, queso blanco o bajo en grasa, yogur desnatado.
  • Acelga, coles, espinaca, lechuga, rúcula, berro, achicoria, zanahoria, repollo, tomate, pepino, rábano.
  • Aceite de oliva.
  • Castañas, nueces, almendras.
  • Semillas de chía, linaza, calabaza, girasol.
  • Aguacate y limón.

Recomendaciones para cumplir tu menú proteico

En estas fechas navideñas, te proponemos algunos alimentos y consejos para cumplir con tu menú de dieta proteica:

  • Las carnes de ave, como el pavo o el pollo al horno.
  • Evitar los rellenos y las salsas que suelen acompañarlos.
  • Opta por la compota de manzana, las ensaladas de berros, rúcula, espinacas, la lombarda, coles, brócoli, setas etc, que son verduras propias de estas fechas.
  • ¡Cuidado con el postre! En lugar de los dulces navideños, opta por gelatinas, cremas hechas con yogur desnatado, macedonia de frutas, una rodaja de piña natural…
  • Busca ayuda de familiares y amigos para no saltarte el menú de dieta proteica.
  • Come algo ligero antes de ir a la comida o cena de navidad.
  • Mantente ocupado, sal a caminar para ver las tiendas y luces navideñas, haz tareas en casa etc.

De cualquier modo, estas fechas son para disfrutar con amigos y familia, algún capricho navideño puedes permitirte, eso sí, intenta que sea en las comidas en lugar de las cenas.