Actualmente existen varios sustitutos del aceite de oliva, que aunque es uno de los principales componentes de la dieta mediterránea debido a su alto valor nutricional y sus beneficios para la salud cardiovascular.

Sin embargo, existen sustitutos del aceite de oliva con importantes propiedades que pueden utilizarse en innumerables recetas sanas y equilibradas. A continuación vamos a repasar algunas de las alternativas más saludables al aceite de oliva.

Sustitutos del aceite de oliva

Aceite de girasol alto oleico

Es uno de los sustitutos del aceite de oliva muy comunes, se trata de aceite obtenido de semillas modificadas genéticamente para que mejoren su perfil nutricional, especialmente en lo que a contenido graso se refiere. Al menos el 80% de su composición corresponde a grasas monoinsaturadas, que ayudan a controlar los niveles de colesterol y mejoran el perfil cardiovascular.

Aceite de girasol alto oleico es muy rico en ácido oleico, que es más resistente a la oxidación y soporta mejor el calor, por lo que se recomienda para las frituras, principalmente como sustituto de las grasas hidrogenadas. No obstante, también puede usarse crudo en aliños.

Aceite de canola

Este es uno de los sustitutos del aceite de oliva que proviene de la misma planta que el aceite de colza, es rico en ácidos grasos omega 3 y 6, y en ácido oleico. Como la mayor parte de su grasa es monoinsaturada, también ayuda a proteger el corazón.

Se recomienda su consumo crudo, por ejemplo como aliño de ensaladas, aunque también es apto para freír.

Aceite de coco

Otro de los sustitutos del aceite de oliva es el aceite de coco, es un aceite muy estable a alta temperaturas, ya que no se degrada ni pierde propiedades. Aunque está compuesto en un 90% por grasas saturadas, contiene triglicéricos de cadena media que pueden ser utilizados como energía por el organismo.

Estos triglicéricos aceleran el metabolismo basal, es decir que incrementan el gasto calórico en reposo, por lo que puede ayudar al control del peso. Se puede utilizar tanto crudo como para cocinar, dando a los salteados un sabor peculiar.

Aceite de aguacate

Algunos expertos lo consideran la alternativa más saludable al aceite de oliva, ya que sus propiedades nutricionales se asemejan a las de las aceitunas. Es rico en grasas monoinsaturadas, que ayudan a proteger el corazón, y vitamina E, un potente antioxidante que previene el envejecimiento celular.

Aceite de sésamo

Este es otro de los sustitutos del aceite de oliva que es muy utilizado en la cocina asiática y es rico en ácidos grasos omega 3 y omega 6, que mejoran los niveles de colesterol y la salud del corazón. También es rico en minerales, principalmente hierro y calcio, y en vitamina E.