El hinojo es una planta de la familia de los bulbos, es decir, crecen completamente bajo tierra, es de color blanco con tallos verdes y flores amarillas. Una de las ventajas de este superalimento, es que podemos aprovechar todas sus partes, incluyendo las semillas. El sabor es parecido al anís y son muchas las propiedades que puede aportarte el consumo de esta planta, a continuación te lo contamos:

5 razones por las que debes consumir hinojo

Fuente de vitaminas y minerales

Esta, es una verdura cargada de vitaminas del grupo B y A, también contiene ácido fólico, tan importante en el embarazo, potasio, fósforo, calcio o magnesio.

Es también un superalimento antioxidante, pues contiene vitamina C y hierro, lo que hace del hinojo, el alimento perfecto si padeces anemia, es decir, falta de hierro.

Desintoxica el cuerpo

Esta  se utiliza mucho como bolsitas de infusión, pues favorece la eliminación de líquidos y está especialmente indicado para paliar o prevenir infecciones urinarias.

Mejora la digestión

El hinojo en tus platos, o en infusión después de las comidas, ayuda a regular el tránsito intestinal y a eliminar posibles gases que se acumulan en el estómago y producen malestar.

Te ayuda a mantener un peso saludable

El hinojo contiene melatonina, hormona que estimula nuestras células para acelerar el metabolismo y quemar calorías, además los aceites que contiene el hinojo, llamados fenilpropanoides,  protegen las células de los pulmones ante la contaminación exterior, por lo que, este superalimento también es un gran aliado si haces deporte al aire libre y quieres adelgazar sin prisa, poco a poco.

 Período pre-menstrual y menopausia

El hinojo tiene propiedades que reducen los calambres y dolores premenstruales, esto es por los fitoestrógenos que contiene. Además, como comentábamos, tiene una acción diurética que ayuda en la retención de líquidos, tan común en la etapa de la menopausia.

4 recetas que puedes preparar con hinojo

Una vez que conocemos todos los beneficios que esta verdura puede aportar a nuestra salud, es posible que te pregunte: ¿Cómo lo incluyo en mi alimentación?

Aquí tienes varias sugerencias en las que esta verdura es la protagonista:

Para el desayuno: Batido de hinojo

Además de tus tostadas de pan de centeno con aguacate y tu café con leche, incluye un delicioso batido de pera, cilantro e hinojo, solo tienes que añadir estos ingredientes en tu batidora con un poco de agua o leche, y ¡A disfrutar!

banner_peso_saludable

Para el almuerzo: Ensalada de hinojo

Ensalada con brotes de esta planta como base, añade tomates cherry, aceitunas, unas tiras de atún y aliña al gusto, un poco de aceite de oliva virgen, sal rosa, y vinagre balsámico, siempre que sea en cantidades pequeñas, no tiene porqué sumar calorías al plato. Acompaña tu ensalada con un filete de pollo, de ternera o salmón a la plancha como segundo plato, ¡Ya tienes la energía que necesitas para continuar el día!

Para cenar: Con quínoa

Hojas de hinojo a la plancha con quínoa y rodajas de naranja. Suena muy gourmet, pero es tan sencillo como saludable.

Solo tienes que pasar un manojo de hinojo en la sartén a fuego alto con una pizca de aceite de oliva, pon un poco de sal, pimienta y un chorrito de limón, y  acompáñalo con la quínoa hervida y las rodajas de naranja. Si eres de los que prefiere un toque más ácido, puedes sustituir la naranja por el pomelo.

De postre: Helado de hinojo

Si estás haciendo una dieta personalizada de adelgazamiento, reserva este postre para el día que te permitas un capricho.

Congela la verdura durante un día entero, cuando vayas a preparar el helado, añade en un bol, el hinojo congelado en trozos, zumo de limón, 1/2 cucharada de sal marina, leche de coco,  dos cucharadas de semillas de hinojo, una cucharada de jengibre molido, y un poco de azúcar.

Bate todos los ingredientes del bol hasta que se espese en una crema ligera, viértelo en un recipiente de plástico y ¡Al congelador durante al menos cinco horas!