Aquellas personas que deben perder 20 kilos sobrepasan el límite de lo que la Organización Mundial de la Salud (OMS) considera sobrepeso, según la clasificación dada por el índice de masa corporal (IMC).

Cómo perder 20 kilos

¿Cómo saber si debes perder 20 kilos?

Cuando el IMC sea igual o superior a 25 e inferior a 30, se considera que una persona padece sobrepeso y que debe perder entre 15 y 18 kg para alcanzar su peso normal.

Valores superiores a 30 son indicativos de obesidad, y el exceso de peso es de más de 18 kg.

Se debe tener en cuenta que la obesidad y el sobrepeso son un factor de riesgo para múltiples enfermedades.

En esta situación, tenemos que tomar medidas para no llegar a problemas mayores. Por eso, las personas con un IMC mayor de 30, que deban perder 20 kilos de peso, deben llevar a cabo cambios en su vida, recomendadas por un especialista.

banner_peso_saludable

Pesar 20 kilos de más es obesidad

Según los expertos de la Sociedad Española de Cirugía de la Obesidad Mórbida y de las Enfermedades Metabólicas (SECO), el primer paso en el tratamiento consiste en un ajuste y reeducación de los hábitos dietéticos y del estilo de vida, para adecuarse así a unos parámetros saludables.

Además de estos ajustes, existen otras técnicas para lograr perder 20 kilos, que deben ser siempre valoradas por expertos en cada caso concreto.

Hablamos de tratamientos farmacológicos y de las técnicas endoscópicas.

Tratamientos farmacológicos y endoscópicos para perder 20 kg

Respecto al tratamiento farmacológico, existen medicinas que pueden estar indicadas para personas con un IMC de 27 o más o para aquellas que corren el riesgo de sufrir enfermedad coronaria u otros problemas de salud, según el National Heart, Lung, and Blood Institute del Departamento de Salud estadounidense.

Respecto a las técnicas endoscópicas de reducción de peso, la implantación de un balón intragástrico puede ser una buena opción.

Según la Fundación Española del Aparato Digestivo (FEAD), los pacientes que más se benefician de este tipo de tratamiento son aquellos que tienen un exceso de peso de entre 20-25 kilos respecto a su peso ideal.

 Balón intragástrico

Es una técnica segura y poco invasiva muy efectiva para perder 20 kilos. Este método se  lleva a cabo introduciendo en el estómago un balón que ocupará parte de su capacidad, lo que permite aumentar la sensación de saciedad del paciente con una ingesta de comida menor.

El balón intragástrico se retira a los 6 meses de tratamiento, y propiciará una reeducación en las pautas alimentarias del paciente. El tratamiento debe acompañarse de un cambio en los hábitos nutricionales y en el estilo de vida.

Método POSE

En este tipo de obesidad también se puede optar por técnicas de reducción de estómago por vía endoscópica, recomendado en personas con un IMC superior a 27.

Método Apollo

Este novedoso método de reducción de estómago,  está indicado principalmente en personas con IMC entre 30 y 40 o en aquellas que requieran pérdidas de peso de entre 15 y 35 kilos y que han fracasado previamente con otros tratamientos.

Lo más importante es ponerse en manos de médico especialistas que te asesorarán sobre que tratamiento es el que más te conviene para perder 20 kilos de manera progresiva y sin riesgos para tu salud.