Objetivos para adelgazar

Parte del proceso de bajar de peso consiste en fijar unas metas saludables y realistas, pero muchas veces esas metas no se correlacionan con nuestras expectativas o deseos: ‘Quiero perder X kilos en un mes’, “quiero perder todas las semanas X kg” , ‘Aunque el médico ha fijado un objetivo para mí, ¡estoy seguro de que podré conseguir el doble en el mismo tiempo!

Adelgazar no solo implica cambios en nuestros hábitos alimenticios sino también en los patrones mentales y de comportamiento, que en ocasiones tienden a boicotear nuestros esfuerzos. Ansiedad, tristeza, frustración, desmotivación y falsas expectativas… suelen amenazar el éxito de las dietas para perder peso.

  • Metas realistas vs metas deseadas para adelgazar

Y es que lidiar con las expectativas no es nada fácil cuando se trata de adelgazar. Aunque nos planteemos unos objetivos realistas y afirmemos que estamos conformes con ellos, en ocasiones nuestros deseos nos traicionan y nos convencemos de que podemos llegar más allá en el mismo periodo de tiempo.

Según explica un estudio realizado por especialistas de la Clínica Mayo, en Estados Unidos, las personas cuyas expectativas de adelgazar exceden las metas realistas tienen más riesgo de desgaste o abandono a los 12 meses de iniciar una dieta, mientras que aquellos que tienen menos expectativas se sienten más satisfechos con la pérdida de peso conseguida y tienen menos riesgo de abandono.

Conseguir adelgazar

Esto se debe a que las expectativas o deseos personales no siempre coinciden con la realidad y en ocasiones son mucho mayores que las metas que están a nuestro alcance. Entonces, ¿es mejor tener unas expectativas bajas? No, lo mejor es que expectativas y realidad vayan de la mano para incrementar así nuestras posibilidades de éxito. Por ello, es importante valorar con el especialista qué objetivos de pérdida de peso podemos marcarnos en un periodo de tiempo determinado teniendo en cuenta nuestras circunstancias y características individuales.

Nuestra referencia somos nosotros mismos, evitar compararnos con otros que están llevando tratamientos para adelgazar a la vez que nosotros. Podemos utilizar nuestra experiencia pasada como referencia más real de hasta donde puedo llegar, teniendo en cuenta qué circunstancias personales son las que me rodean en este momento.

Información sobre tratamientos para adelgazar

  • ¿Cómo evitar la guerra entre las metas realistas y las deseadas?

En este proceso el apoyo psicológico  es fundamental para bajar de peso, ya que nos ayuda a mantener la motivación y a valorar adecuadamente las metas que nos hemos fijado.

El psicólogo nos acompaña en todo el proceso de adelgazar apoyándonos cuando nos falla la fuerza o la energía, fomentando nuestros puntos fuertes y ayudándonos a ver la importancia de los logros alcanzados. Además, nos proporciona herramientas, técnicas y recursos para seguir adelante y mantener bajo control nuestras emociones (identificar y entender nuestras emociones para conseguir un mayor autocontrol) . Y en tu caso, ¿cuál es la relación entre expectativas y realidad?