Sanihub
Tus dudas de salud
Resuelve aquí tus dudas médicas

¿Para qué sirve un análisis de heces?

El análisis de heces es una prueba que se recomienda en algunos casos porque proporciona información muy valiosa sobre la salud del estómago, intestino y otras partes del sistema digestivo.

El motivo más frecuente es determinar la presencia de bacterias patógenas o parásitos en el tubo digestivo.

Aunque en nuestro intestino conviven muchos microorganismos que son beneficiosos para el aparato digestivo, a veces, éste se infecta con virus, bacterias o parásitos patógenos que pueden provocar diversos trastornos.

El análisis de heces

Cuando el médico sospecha de que existe algún tipo de patología o bien cuando un adulto o un niño tienen síntomas gastrointestinales que no remiten, como por ejemplo una diarrea de larga duración, dolor abdominal, consistencia o color extraño en sus heces.

Detención de anomalías

Este análisis de heces se puede detectar:

  • Un proceso inflamatorio o una enfermedad intestinal, como por ejemplo la colitis ulcerosa o la enfermedad de Crohn.
  • Una mala absorción intestinal de azúcares (lactasa).
  • Una insuficiencia pancreática, que es cuando el páncreas no segrega las enzimas necesarias para la digestión y aumenta la cantidad de grasa de las heces por mala absorción.
  • Aumento de las concentraciones de Na+ y K+ en heces (infecciones, tumores productores de péptido intestinal vasoactivo, tumores carcinoides…).
  • Infecciones provocadas por bacterias, virus o por parásitos.

Sangre en las heces

La principal causa de que a veces haya sangre en las deposiciones suele deberse a pequeños desgarros o fisuras rectales que se producen al evacuar las heces en casos de estreñimiento o por hemorroides . Pero también puede deberse a una diarrea infecciosa, una hemorragia, un sangrado gastrointestinal, úlceras, tumores y otras anomalías.

La mayoría de las veces no es posible detectar a simple vista la presencia de pequeñas cantidades de sangre en las heces, por ser estas microscópicas.

Para salir de dudas se puede hacer una prueba rápida en la consulta del especialista que consiste en echar unas gotas de una sustancia química en la muestra, lo que nos dirá si hay alguna traza de sangre.

Para un análisis de heces la muestra se tendrá que enviar al laboratorio.

Etiquetas: Heces