Categorias: Oncología

Acceso venoso: Aplicaciones en oncología

Acceso venoso: Aplicaciones en oncología

Si tu médico indica para tu tratamiento quimioterapia intravenosa, esto quiere decir que los fármacos se tienen que administrar directamente en tus venas. La forma más tradicional para realizar esto es por una vía colocada en uno de tus brazos.

En general, los fármacos administrados son agresivos para las venas, y la vía periférica no es la manera más confortable de recibir el tratamiento, porque su tratamiento puede ser muy largo y repetido y cada vez puede ser más difícil canalizar una buena vía. Además, uno de los objetivos es que termines tu tratamiento con las menores secuelas posibles, y entre estas está lesionar tus venas sólo lo imprescindible.

Como alternativa a esta vía (vía periférica), existen otras formas como la utilización de diversos dispositivos. Tu médico puede recomendártelo dependiendo:

  • De tu edad.
  • Estado de tus venas y facilidad para canalizarlas.
  • La duración de tu tratamiento de quimioterapia.
  • Cirugía axilar previa (no se recomienda usar las venas de ese brazo).

Por lo tanto, déjate aconsejar por el equipo sanitario que te atiende y valora todas las opciones.

El Port A Cath ® o reservorio

El Port A Cath (PAC) es un catéter interno, se coloca bajo la piel, es de silicona, al cual podemos acceder de manera repetida, a través de unas agujas especiales. Es la opción más frecuente a utilizar como alternativa a la vía periférica.

Escrito por: Mª Jesús Campos

Enfermera de la Unidad de Oncología del Hospital Universitario Sanitas La Moraleja.

Categorias: Oncología
Compartir
Publicado por
Escrito por: Mª Jesús Campos