Durante el proceso de tratamiento del cáncer, su oncólogo puede ofrecerle participar en un ensayo clínico.

Es un estudio de investigación que se realiza en pacientes con cáncer para conocer la efectividad de un nuevo tratamiento. El objetivo es conocer si es mejor que el tratamiento que se utiliza habitualmente, la seguridad, y la dosis necesaria que va a proporcionar los mejores beneficios al paciente.

Debe saber, que esto no necesariamente significa que no existan otras alternativas de tratamiento para su enfermedad, sino que su médico considera que participar en un ensayo clínico es una buena oportunidad para usted.

¿Quiénes pueden hacer un ensayo clínico?

Solamente pueden participar aquellos pacientes que reúnan una serie de condiciones denominadas: criterios de inclusión y exclusión.

Si el paciente decide participar en un ensayo clínico, deberá firmar un consentimiento informado. La participación en unes totalmente voluntaria y el paciente es libre de abandonarlo en el momento que lo considere.

Para que un fármaco sea empleado en pacientes en un ensayo clínico, es necesario que previamente haya sido probado en el laboratorio y con animales (fase preclínica).

Si en la fase pre-clínica, el fármaco cumple los requisitos necesarios, puede probarse en personas, siempre bajo la autorización de las autoridades sanitarias y comités éticos.

Tras esta primera etapa de pruebas y autorización, el fármaco pasa por un serie de fases de ensayos clínicos y si supera unos requisitos puede ser comercializado. Este proceso puede durar más de 10 años.

Ensayo clínico: Fases

Fase I

Estudia la seguridad y efectividad de un fármaco en humanos, así como la vía de administración y la dosis más adecuada. Se estudia en pequeños grupos de pacientes y distintos tipos de tumor.

Fase II

Evalúa la eficacia y seguridad del fármaco con más pacientes que el ensayo de fase I pero con el mismo tipo de cáncer.

Fase III

Confirma los beneficios terapéuticos y la seguridad del nuevo fármaco o combinación de fármacos en un grupo de pacientes definido y mas amplio.

Fase IV

Se realiza una vez el fármaco está comercializado. Se busca más información sobre el fármaco en una población mucho más amplia.

Lo qué debes saber de un ensayo clínico

Si participa en un ensayo clínico debe saber que no siempre se consigue mayor beneficio con el fármaco a estudio y que es posible que aparezcan efectos secundarios que no se esperan.

En contraposición, es una oportunidad para ser tratado con un fármaco nuevo, o bien con fármacos ya conocidos pero que se combinan por primera vez. Estará controlado por un equipo médico dedicado completamente al ensayo.

Será parte importante de la investigación sobre la enfermedad que tiene y puede ayudar a muchas personas con su mismo problema.

En los ensayos clínicos de oncología, muchas veces se observan tan solo pequeños avances, pero es la suma global de todos esos avances lo que permite conocer mejor la enfermedad para  luchar contra ella.