Índice

¿Cómo sé que tengo fiebre? ¿Qué debo hacer?

Definimos como fiebre la elevación de la temperatura igual o superior a 38ºC.
Es un síntoma frecuente en los pacientes que reciben tratamiento, aunque las causas pueden ser variadas, el origen más frecuente y más peligroso es el infeccioso, por lo que deberá acudir a urgencias para ser valorado.

Estoy en tratamiento de quimioterapia y tengo náuseas, ¿que debo hacer?

Si el paciente tiene náuseas deberá comer poco, alimentos suaves y ligeros. Evitar alimentos y refrescos de olores y sabores fuertes, como el pescado, la cebolla, el ajo, el café, etc.
Si se sienten náuseas, respire profundo y lentamente o tome aire fresco. Es posible que sienta menos náuseas si consigue relajarse.
Algunas actividades como los ejercicios de respiración profunda, imaginar experiencias que la hagan sentir bien, leer un libro, una revista o escuchar música pueden ayudar al paciente a relajarse.

Si vomito tras el tratamiento oncológico ¿Qué debo hacer?

¿He de beber sólo liquidos o alimentarme normalmente una vez haya pasado el vómito? A veces, tras el vómito se produce una situación de alivio, algunos pacientes pueden continuar ingiriendo pequeñas cantidades de alimento y líquido, y probablemente mejore la sensación de bienestar.

Si vomito las pastillas recetadas para frenar los vómitos, ¿Hay que volver a tomarlas?

Depende de cuándo se haya producido el vómito, pero en líneas generales, si han pasado entre 30 a 60 minutos tras la ingesta de la pastilla, el fármaco ha sido absorbido parcialmente. Llama al equipo médico que te atiende y ellos le aconsejarán qué es lo más adecuado.

¿Es cierto que tomar bebidas frías reducen las náuseas?

Las bebidas frías, y las gaseosas suelen aliviar la sensación de náusea, sobre todo si se toman en pequeñas cantidades pero de manera frecuente. Hay que tener cuidado pues, si tomamos mucha cantidad de líquido puede empeorar la sensación de náusea y terminar provocando el vómito.

Tras la quimioterapia, no tolero nada de alimento, ni ningún líquido, ¿Qué debo hacer?

Los vómitos causados por la quimioterapia, es decir, aquellos que se presentan en las siguientes 24-72 horas tras recibir el tratamiento, se presentan de manera muy agresiva.
Si el paciente no para de vomitar, no debe pierda la calma. En ocasiones, sientan mejor alimentos con una consistencia blanda, tipo natillas o gelatinas (con alto contenido en agua), y a temperatura fría en lugar de agua o líquidos, y consiguen que dejemos de vomitar.
Si el paciente no mejora los síntomas, debe acudir al servicio de urgencias dónde los especialistas podrán facilitar la medicación adecuada hasta conseguir que mejore su estado y se encuentre mejor.

El tratamiento de quimioterapia me produce mucho estreñimiento, ¿Qué debo hacer? ¿Cuándo tengo que preocuparme?

El estreñimiento es un problema bastante común en las personas que reciben tratamiento de quimioterapia, el paso lento de las heces por el Intestino grueso, hace que se vuelvan secas y duras. Los cambios dietéticos, la falta de ejercicio, algunos fármacos que el paciente debe consumir, son, entre otros factores, causantes del estreñimiento.
Para mejorar los síntomas, se recomienda aumentar el aporte de fibra en tu alimentación con cereales, arroz y pasta integrales, legumbres, etc; también aumentar la ingesta hídrica, intentando beber 2 litros de agua al día.
Practicar ejercicio físico moderado que se ajuste a tu situación de cada paciente, caminar al menos durante una hora todos los días pueden ayudar a evitar el exteñimiento.
De cualquier modo, es importante que consultes a tu médico, si consideras que no mejoras, será el especialista quién te dé las pautas sobre los fármacos con efecto laxante que debes tomar.

Desde que estoy en tratamiento de quimioterapia mi piel está muy deshidratada ¿Qué debo hacer?

Con la quimioterapia la piel y mucosas sufren una gran deshidratación, existen muchos productos que ayudar a hidratar la piel, lo importante es que sean productos que no contengan perfume y en el caso de los geles, con un PH neutro que no altere la acidez de la piel. Ante cualquier duda, consultar con el equipo de Dermatología, para que pueda te aconsejarte y resolver otras dudas, en especial si el paciente presenta problemas más específicos en la piel.

Mi actitud ante la primera consulta con el oncólogo es de bloqueo o nervios ¿Qué puedo hacer para afrontar mejor esta primera consulta?

Sentir nervios tras conocer el diagnóstico de cáncer y pasar ante la consulta del oncólogo, es una actitud normal, también tendremos dudas sobre la información que vamos a recibir y cuánta queremos saber.
Es importante, acudir a la consulta acompañado de algún familiar o amigo, y preguntar todo aquello que pueda generarle la mínima duda. Intentar acudir con una actitud de mente abierta y escuchar activamente es clave. El paciente debe tener claro que ningún caso es igual al suyo, pues cada paciente tiene su pronóstico, su evolución y un tratamiento que estará condicionado por el tipo de tumor.

Me preocupa el papel de mi cuidador a lo largo de todo el proceso de la enfermedad

Existen muchas maneras de ser un buen cuidador. Para algunos, puede significar cuidar al paciente las 24 horas. Para otros, puede significar buscar información médica o recetas culinarias. Cada situación es única. Lo más importante es que ambos seáis capaces de adaptaros a la nueva situación. A medida que el tratamiento y la enfermedad vayan cambiando, lo mismo irá ocurriendo con la función del cuidador. Los cuidadores pueden vivir en el hogar, compartir responsabilidades o proveer de cuidados en la distancia.

Mi oncólogo me ha aconsejado que me ponga un reservorio (port-a-cath), ¿Qué cuidados tengo que tener cuando salga del quirófano?

Los cuidados son básicos, tendrá una pequeña zona con puntos, tapada con un apósito. Al día siguiente se puede duchar con normalidad, dejando que el agua de la ducha caiga sobre la zona. Al salir, seque con una gasa a toques la zona de los puntos.
Después, cure con cualquier antiséptico para la piel tipo clorhexidina, la zona donde tenga la herida. Puede tapar la zona con un apósito durante 48h, después, mantenga la zona al aire todo el tiempo que pueda.
Pida cita con el cirujano para la revisión del dispositivo y la retirada de los puntos.

¿Cómo cuidar mis uñas durante la quimioterapia?

Durante el tratamiento de quimioterapia, las uñas del paciente se vuelven más frágiles y adquieren tonalidades grisáceas. No hay de qué preocuparse, el oscurecimiento de las uñas es un efecto reversible.
De cualquier modo, para cuidarlas, el paciente debe evitar cortar las cutículas y mantenerlas hidratadas con crema, también es recomendable evitar hacerse heridas.

¿Puedo pintarme las uñas durante la quimioterapia? ¿Podría utilizar cualquier tipo de esmalte de uñas?

Los esmaltes de uñas corrientes no son 100% naturales y pueden ser agresivos si las uñas están debilitadas por efecto de los tratamientos, sin embargo, existe la manicura ecológica con lacas de uñas libres de tóxicos llamados 5 free, es decir, sin, formal dehído, ftalato de dibutilo (DBP), tolueno, alcanfor y resinas de formaldehído.
Estos esmaltes de uñas ecológicos los podrás encontrar en herbolarios y tiendas ecológicas, algunos incluyen hasta polvo de diamante que aportan vitalidad y fortalecen las uñas. Otra particularidad es qué utilizan agua como solvente (water based) en vez de una base química como la mayoría.

Me siento muy cansado tras el tratamiento de quimioterapia

Esta sensación se llama astenia y puede ser física o emocional, es subjetiva, y nos incapacita para poder llevar a cabo nuestra actividad diaria de manera normal. No nos sentimos descansados, con reposo ni con siestas, también puede ir acompañada de dificultad para concentrarse.
Suele mejorar incorporando actividad física de manera regular, ya que mejora nuestra calidad de vida.

Caída del cabello por la quimioterapia

Normalmente a las mujeres les afecta más la caída del cabello, por el significado social que conlleva. Estéticamente se sienten marcadas por la sociedad como personas enfermas. Intenta escucharla, preguntar lo que necesita, cómo puedes ayudar, cuáles son sus necesidades estéticas y psicológicas, dónde puedes acompañarle para que se compre una peluca o un gorro que le ayude a sentirse más cómodo.

Desde que estoy recibiendo quimioterapia no debo utilizar cuchillas para depilarme, ¿Qué técnicas de depilación puedo utilizar?

Durante el tratamiento de quimioterapia, debemos evitar la cera caliente porque puede ser agresivo para la piel y deshidratarlas, también las cremas depilatorias son muy agresivas para la piel por ser pura química y las cuchillas pueden provocar cortes indeseados.
Por lo tanto, lo más recomendable es usar, la maquina eléctrica, aunque siempre habrá que probar en zonas pequeñas, a ver qué tal nos sienta en nuestra piel. El uso de las pinzas y la depilación con hilo también son buenas opciones de depilación.

Si acabo de terminar con la quimioterapia, ¿Cuando me puedo hacer un tratamiento estético?

Lo normal es que en un par de meses tras la quimioterapia, la piel esté prácticamente recuperada, sin embargo, si se tiene intención de realizarse cualquier tipo de tratamiento estético, es bueno esperar un poco más. Los peeling por ejemplo, no son muy recomendables en los primeros meses tras la recuperación.
Es importante que le cuentes al especialista que va a realizarte cualquier tratamiento estético, que hace poco has recibido tratamiento oncológico para que utilice los productos adecuados o evite otros.
De cualquier modo, siempre que tengas dudas, consulta antes con tu enfermera, ella te asesorará en todo lo que necesitas.

Recomendaciones antes de comenzar un tratamiento de quimioterapia

Las recomendaciones previas al comienzo de un tratamiento de quimioterapia incluyen:

  • Revisión dental
  • Revisión dental con limpieza dental si el odontólogo lo considera necesario, ya que, una vez comenzado el tratamiento no será posible, porque cualquier herida o tratamiento en la boca se considera una herida sucia, lo que aumenta la posibilidad de sufrir una infección ante una bajada de las defensas o de las plaquetas.
  • Visita al endocrino o nutricionista
  • Si en tu tratamiento se va a combinar quimioterapia con radioterapia a la vez, una visita previa al endocrino o nutrición también es aconsejable.
  • Beber agua
  • Antes de comenzar el tratamiento, es conveniente hidratar bien el organismo, bebe entre 1,5 o 2 litros de agua al día.

Días de vacaciones entre tratamiento y tratamiento

Si vas a viaja a algún lugar con playa o montaña, recuerde las recomendaciones sobre la exposición al sol.
Si vas a pasar tiempo con niños la única precaución que debes tomar es si están malitos, evitar los besos por ejemplo, para no contagiarse. ¡Recuerda que los pacientes que están recibiendo quimioterapia tienen las defensas más bajas de lo habitual!

¿Los pacientes en tratamiento de quimioterapia pueden tener mascotas?

El hecho de tener mascotas no es un inconveniente para el paciente, siempre que los animales de los que se rodee estén correctamente vacunados.