Sanihub
Tus dudas de salud
Resuelve aquí tus dudas médicas

¿De qué nos previene el chequeo médico completo?

Al cumplir 65 años es conveniente hacerse un chequeo médico completo de forma regular con el fin de mantener un buen estado de salud y prevenir o retrasar la presencia de algunas enfermedades que aparecen con el paso del tiempo.

El chequeo médico completo

Prueba comunes

El chequeo médico completo generalmente consiste en diferentes pruebas y evaluaciones que nos permitirá conocer nuestro estado de salud de forma global :

  • Exploración física por parte de un especialista en Medicina Interna para determinar la presencia problemas cardíacos o respiratorios.
  • Análisis de sangre, con un hemograma y bioquímica completo para conocer la situación del sistema inmunitario y el estado de salud en líneas generales.
  • Estudio dermatológico, para determinar la presencia de alguna mancha sospechosa.
  • Pruebas cardiológicas que incluyen un electrocardiograma.
  • Medición de la presión arterial y del pulso.
  • Revisión neurológica, donde se incluyen pruebas física y cognitivas.
  • Revisión de los ojos para conocer la presión intraocular, posibles problemas de visión (glaucoma , cataratas, vista cansada…).
  • Exploración de los oídos, con revisión del tímpano, otoscopia , fibrolaringoscopia y audiometría.

Chequeo ginecológico

En las mujeres también se lleva a cabo un estudio ginecológico completo, que normalmente incluye:

  • Una citología.
  • Una ecografía ginecológica.
  • Una colposcopia.
  • Una ecografía de las mamas.
  • Análisis de los marcadores tumorales CEA y CEA 125. El primero se encuentra elevado en una serie de tumores como los de hígado, colon, pulmón, tiroides, estómago…, mientras que el segundo está elevado en el cáncer de ovario.

Chequeo urológico

Los hombres se someten a un estudio urológico para conocer su salud prostática, ya que la glándula prostática aumenta de tamaño con la edad y genera problemas para orinar y para mantener la erección.

Además, en el chequeo médico completo de los hombres también se hace una determinación del antígeno especifico prostático (PSA) y de CEA, marcadores que pueden indicar la presencia de algún tumor.