Sanihub
Tus dudas de salud
Resuelve aquí tus dudas médicas

¿Cómo es el preoperatorio de una cirugía refractiva?

Cuando una persona decide someterse a una cirugía refractiva es importante que acuda a un centro especializado y se ponga en manos de profesionales con amplia experiencia en este tipo de intervenciones.

La cirugía refractiva

Es fundamental someterse a un examen preliminar exhaustivo para la cirugía refractiva que evalúe la salud de los ojos y el grado del error refractivo que se ha de corregir.

El cirujano refractivo será quién haga las diferentes pruebas diagnósticas con el fin de valorar si te puedes operar y, si es así, determinar la mejor técnica de cirugía refractiva láser para tu caso en particular.

Pruebas

Para realizar las pruebas preoperatorias se te pedirá que dejes de usar las lentillas durante una semana si son blandas y durante dos semanas aproximadamente si son rígidas o semirígidas. Si esto no fuera posible, debes intentar usarlas lo mínimo imprescindible, como por ejemplo solo durante el fin de semana

En las pruebas preoperatorias el especialista te someterá a un examen ocular completo para verificar que tus ojos están sanos y no existe ningún problema, como glaucoma o sequedad ocular.

Medicación

Durante la exploración es importante que comentes al oftalmólogo si estás tomando algún medicamento y si sufres alguna alergia a fármacos.

El objetivo es que el día de la cirugía refractiva la córnea se encuentre en su forma natural.

Si finalmente reúnes las condiciones adecuadas para someterte a la cirugía láser y usas lentillas, es posible que antes de la intervención también debas dejar de usarlas, ya que pueden cambiar la forma de la córnea temporalmente.

Pruebas complementarias

El día antes de la intervención se hará una serie de pruebas complementarias para confirmar los datos previos y determinar los parámetros idóneos del tratamiento.

Graduación anterior

También evaluará tu graduación actual y hará pruebas adicionales para determinar los parámetros principales de la córnea, como la curvatura y grosor, el tamaño de las pupilas en luz y oscuridad, el error refractivo y la topografía ocular para descartar un astigmatismo irregular.

Dependiendo de los resultados de todas estas pruebas se determinará el tipo de cirugía refractiva más adecuada para tu caso: cirugía superficial con láser (PRK), cirugía con LASIK, láser Smile (Small Incision Lenticule Extraction)  o cirugía con lente intraocular (ICL).