Biopsia de mama: consiste en la extracción de una muestra de tejido de la mama para su posterior análisis en el laboratorio. Esta prueba se realiza cuando hay sospechas de una posible lesión precancerosa o cancerosa. El procedimiento se puede realizar bajo anestesia local o general, y la extracción del tejido se realiza guiado por ecografía, lo que permite determinar de manera clara la zona de la que se debe biopsiar.