Está compuesta por dos delgadas membranas que contienen el bebé y el líquido amniótico que lo protege y regula su temperatura a lo largo de toda la gestación.