Clamidia. Es una bacteria que produce una de las infecciones de transmisión sexual más común. Se puede tratar bien con antibióticos. En caso de no hacerlo, puede causar problemas de fertilidad en la mujer.