Ecografía vaginal: prueba en la que se utilizan ultrasonidos para observar el útero, el cuello del útero, los ovarios y la vagina. El transductor se coloca vía intravaginal, y las imágenes obtenidas permiten determinar la presencia de distintas alteraciones, como pólipos, miomas o endometriosis. También sirve para confirmar un embarazo, determinar si es único, múltiple o si se trata de un embarazo ectópico.