Estrabismo. Aparece cuando la visión de los ojos no es paralela y cada ojo mira para un sitio. Esto hace que se pierda profundidad. Se puede corregir tapando el ojo más “vago”, con bótox o con cirugía.