Las lesiones precancerosas son las lesiones que se pueden volver malignas y progresar a un tumor. Detectarlas a tiempo es importante para prevenir o retrasar el desarrollo de un cáncer.