Tiroiditis aguda. Consiste en la inflamación de la glándula tiroides causada por una infección bacteriana. Puede ser aguda o subaguda, que se resuelve con antibióticos y antiinflamatorios, o crónica (Hashimoto), que causa la destrucción del tejido tiroideo.