También conocida como enfermedad de Basedow, consiste en el incremento de los niveles de hormonas tiroideas en la sangre (aunque no siempre cursa con hipertiroidismo), lo que se traduce en un aumento del metabolismo.