Sanihub
Tus dudas de salud
Resuelve aquí tus dudas médicas

Diagnóstico precoz del cáncer de próstata

El cáncer de próstata es el tipo de cáncer más frecuente en hombres y al menos uno de cada seis desarrollará la enfermedad a lo largo de su vida. Pero este tumor evoluciona muy lentamente, tanto es así que la mayoría de los hombres con cáncer de próstata desconocen que lo tienen, no presentan síntomas y fallecerán por otras causas.

Según datos de la Asociación Española Contra el Cáncer, el 30 por ciento de los hombres mayores de 50 años tienen focos de tumor en la próstata; sin embargo, en el 97 por ciento de los casos no causará la muerte ni se extenderá a otros órganos. Y es que el cáncer de próstata puede tardar en evolucionar más de 15 años, por lo que muchas personas fallecen de otras enfermedades, incluso a edades muy avanzadas, sin haber sabido nunca que tenían este tumor. No obstante, los hombres cada vez están más concienciados sobre su salud prostática y acuden al urólogo con más frecuencia. Esto ha favorecido el diagnóstico y tratamiento precoz de las lesiones cancerosas.

El tacto rectal y la determinación mediante un análisis de sangre del antígeno prostático específico, también conocido como PSA, son las mejores herramientas para la detección del cáncer de próstata, pero no tienen valor diagnóstico por sí mismas. El tacto rectal permite comprobar la presencia de nódulos o lesiones mediante la palpación de la próstata, mientras que los niveles elevados de PSA indican que algo no va bien, pero no especifica si el problema es una infección, una inflamación, una obstrucción o un cáncer. No todos los PSA elevados indican la presencia de un tumor, por lo que para comprobarlo es necesario hacer una biopsia prostática.

Sin embargo, el lento desarrollo y la ausencia de síntomas y diseminación del cáncer de próstata han hecho que se ponga en duda la necesidad de poner en marcha programas para la detección precoz del cáncer de próstata. ¿Tiene sentido la determinación sistemática del PSA para la detección del cáncer de próstata?

La principal ventaja de realizar esta prueba es que permite detectar el cáncer cuando está poco avanzado y realizar tratamientos quirúrgicos curativos. Pero estos tratamientos tienen importantes efectos adversos que, dada la lenta evolución del tumor, el paciente debe valorar junto a su especialista. Entre los principales efectos secundarios y complicaciones se encuentran la impotencia y la incontinencia urinaria . No obstante, la cirugía robótica ha contribuido a reducir estas secuelas.

Algunos estudios han demostrado que el cribado selectivo del cáncer de próstata en la población de riesgo y su posterior tratamiento puede llegar a reducir la mortalidad por este tipo de tumor hasta en un 20 por ciento. Sin embargo, otras investigaciones se muestran contrarias a la determinación sistemática del PSA porque puede llevar a un sobrediagnóstico y sobretratamiento de muchos casos que, de no haber sido identificados por esta u otras pruebas, jamás hubieran evolucionado y generado problemas. Por el contrario, se generaría una alarma y angustia innecesarias en el paciente. Estos estudios también indican que no existen diferencias significativas en cuanto a mortalidad entre las personas a las que se les detecta el tumor en cribados sistemáticos de cáncer de próstata y quienes no se someten a este análisis.

En todo caso, y a falta de consenso, para mantener la salud de la próstata hay que acudir de manera periódica al urólogo, quien determinará las exploraciones y pruebas que hay que realizar para comprobar que la glándula se encuentra bien. Y ante un diagnóstico de cáncer de próstata es muy importante que el especialista explique las posibilidades de tratamiento con todas sus ventajas y desventajas, aportando en cada caso soluciones individualizadas.