Sanihub
Tus dudas de salud
Resuelve aquí tus dudas médicas

¿Cómo se realiza una ecografía de próstata?

La ecografía de próstata es una de las herramientas diagnósticas más útiles para detectar posibles anomalías y lesiones en la próstata.

La ecografía de próstata consiste en la aplicación de ultrasonidos a través de un dispositivo previamente lubricado que se introduce por el recto. Los ultrasonidos permiten obtener imágenes en tiempo real de la estructura anatómica, el movimiento y el funcionamiento de la glándula prostática.

¿Cuándo se realiza?

El urólogo indicará la realización de la ecografía de próstata si en una revisión ha detectado algún bulto o anomalía durante el tacto rectal o si se han visto niveles elevados de antígeno prostático específico (PSA) en sangre.

El aumento de los niveles de PSA se relaciona con la presencia de algún problema en el funcionamiento de la glándula prostática, por lo que es una importante señal que nos pone sobre aviso.

¿Cómo se hace la ecografía de próstata?

La ecografía de próstata es un procedimiento no doloroso que dura entre 15 y 30 minutos, dependiendo de si se realiza alguna biopsia , que consiste en la toma de muestras de tejido para su posterior análisis.

La biopsia se realiza introduciendo una aguja con la que se pincha el tejido sospechoso y se extrae una porción. En ocasiones se deben hacer varios pinchazos para obtener la cantidad de tejido suficiente para hacer un análisis adecuado.

¿Cómo prepararse?

La ecografía de próstata es una prueba diagnóstica requiere una preparación previa del intestino.

Es importante que el recto, por el que se introduce el dispositivo del ecógrafo, se encuentre limpio, por lo que se te pedirá que permanezcas en ayunas y te aplique un enema que ayude a limpiar el conducto.

También es posible que debas beber mucha agua antes de la prueba, ya que la vejiga llena permite observar mejor la próstata. En todo caso es fundamental seguir las recomendaciones del urólogo para obtener una buena visión de los tejidos y no tener que repetir la prueba.

El especialista analizará las imágenes captadas por el ecógrafo y las remitirá al urólogo junto a un informe. Este último valorará las posibles opciones de tratamiento en el caso de que se haya detectado alguna lesión con la ecografía de próstata.