Hay una serie de pruebas, como las ecografías del embarazo, que tienen que hacerse todas las mujeres, y otras pruebas que se realizarán en función de los antecedentes familiares del paciente, en caso de alguna enfermedad a lo largo del embarazo o si el feto de la madre desarrolla algún trastorno.

Pruebas rutinarias durante el embarazo para todas las mujeres

Durante el embarazo se lleva a cabo una analítica en cada trimestre, una ecografía del embarazo cada tres meses, y una serie de pruebas que se hacen al final del embarazo de cara al parto.

Primer trimestre de embarazo

En cuanto a las analíticas durante el embarazo, lo específico que se hace durante el primer trimestre es una determinación del grupo sanguíneo y también de las serologías, de enfermedades infecciosas que se pueden transmitir de la madre del feto, para ver si es necesario tomar alguna medida de prevención específica.

Segundo trimestre de embarazo

Durante el segundo trimestre, se hace una prueba de glucosa que se llama Test de O´Sullivan, sirve para detectar las mujeres que tienen más riesgo de desarrollar diabetes gestacional. Y la del tercer trimestre, va sobre todo, enfocada al estudio preanestésico, por si se necesita anestesia durante el parto. En cuanto a las ecografías, la del primer trimestre se hace en torno a la semana 12, y sirve para ver de cuánto tiempo estás embarazada y el riesgo que tienes de presentar una alteración cromosómica.

La del segundo trimestre se hace en torno a la semana 20, sirve para detectar malformaciones y se hace un estudio de todas las estructuras.

Tercer trimestre de embarazo

La ecografía del tercer trimestre se hacen en torno al séptimo mes y sirve para ver cómo va de crecimiento el feto y cómo está funcionando la placenta. En la semana 35-36 se hace un cultivo exudado rectal y vaginal para detectar qué mujeres son portadoras del estreptococo y van a necesitar antibiótico durante el parto. Y a partir de la semana 38, se hace un registro cardiotocográfico semanal que valora la frecuencia cardiaca del feto y la presencia de contracciones uterinas.