Cuando se va a viajar con un bebé, nada de hacer una maleta rápida con cuatro cosas. Esa maleta se va a convertir en un sinfín de elementos que no caben en el coche; la ropa, los pijamas, las cosas de aseo, los pañales, la silla, la cuna… es todo el avituallamiento que necesita tu hijo para salir de casa. Pero que no cunda el pánico: se puede viajar sin problema con un bebé recién nacido. Te damos algunos consejos para viajar con bebés en coche:

Claves para viajar con un bebé

Silla reglamentaria

Para viajar con un bebé, debes saber que tiene que ir en su silla reglamentaria con los ajustes de seguridad establecidos. La Dirección General de Tráfico dice que los menores que midan 1,35 metros o menos deberán viajar en los asientos traseros del vehículo, en su correspondiente sistema de retención Infantil (SRI), según el Real Decreto que modifica el artículo 117 del Reglamento General de Circulación, en el que se regula todo lo relativo al uso obligatorio de cinturones de seguridad y dispositivos de retención para niños en los vehículos.

El sol

Otra cosa importante que debes conocer si vas a viajar con un bebé es que no le moleste el sol, puedes instalar en el coche unos parasoles móviles que los puedes colocar en la ventanilla más cercana donde sitúes la silla.

Agua

Si estás amamantando, recuerda llevar siempre una botella de agua para poder mantenerte hidratada; si tu hijo está tomando leche de fórmula, existen unos dispensadores para llevar la leche en polvo y también biberones ya preparados.

Pañales y toallitas

La falta de pañales te puede jugar una mala pasada. Sé precavida y pon de más en su neceser. Recuerda que si tu bebé está mojado o sucio no se sentirá bien y empezará a llorar. Las toallitas para limpiar y los pañales deben ser un “básico” en tu equipaje.

Chupete

Si tu bebé utiliza chupete, llévate varios. Cuando llegues a tu destino vacacional puede que no encuentres los mismos y tu hijo no se tranquilice en ausencia del chupete.

Mochila

Las mochilas para viajar con un bebé pueden ser una buena opción en lugares turísticos concurridos o si optáis por excursiones en la montaña. Tu hijo irá tranquilo y vosotros podréis disfrutar de él.

Viajar en avión

Si vais a viajar con un bebé en avión, debes tener en cuenta que para vuelos largos existen cunas para bebés, pero si el vuelo no es muy largo, tu bebé viajará en vuestros brazos. Ten en cuenta que el cambio de presión puede hacer que tu hijo llore, ya que es una sensación extraña para él que no sabe cómo manejar. Por eso, lo mejor es que se duerma antes del despegue y del aterrizaje. Si no es posible, intenta tranquilizarlo con un chupete, ya que al succionar se le pueden destaponar los oídos.