Sanihub
Tus dudas de salud
Resuelve aquí tus dudas médicas

¿Cómo detectar enfermedades cardíacas?

La medicina preventiva para detectar enfermedades cardíacas está cobrando fuerza y desde hace unos años.

Se evidencian los resultados que tiene en cuanto a mejora de la calidad de vida de las personas, el retraso en la aparición de algunas enfermedades y reducción de secuelas que impidan llevar una vida adecuada a cada edad.

Conocer la salud del corazón es clave para evitar problemas mayores y mantener nuestro cuerpo y nuestra mente en forma.

Para eso, es recomendable llevar a cabo una revisión cardiológica adecuada a cada edad.

De hecho, a partir de los 35 años se recomienda conocer el estado del corazón y del sistema cardiovascular, que es necesario para distintas actividades como por ejemplo la práctica de ejercicio de forma regular, ya que bajo esas condiciones el corazón se somete a un esfuerzo que es necesario conocer para saber hasta dónde se puede llegar.

Detectar enfermedades cardíacas

La revisión cardiológica incluye el estudio de varios parámetros, entre los que se encuentran:

  • La presión arterial
  • Los niveles de lípidos (colesterol LDL, HDL y triglicéridos)
  • Los niveles de glucosa en sangre
  • La proteína C reactiva
  • La prueba de esfuerzo
  • Un electrocardiograma
  • Una espirometría
  • El IMC (índice de masa corporal)
  • Un hemograma para conocer el nivel de urea , creatinina, glucosa, ácido úrico, coagulación…
  • Medición de los factores de riesgo cardiovascular por edad, sexo, actividad y hábitos de vida.

Para conocer todos los pormenores de nuestra salud cardiaca nos podemos dirigir a un centro especializado en enfermedades cardíacas, donde se lleven a cabo todas estas pruebas de forma coordinada por un equipo de especialistas que nos acompañen en todo el proceso.

Rápido diagnóstico

Muchos de estos centros cuentan con la infraestructura necesaria para llevar a cabo todas las pruebas en un mismo día y tener un diagnóstico completo ante posibles enfermedades cardíacas en el menor tiempo posible.

La coordinación de las pruebas por parte de un especialista en Medicina Interna.

Esta nos garantiza la calidad del proceso y saber que cuando sea necesario se realizarán pruebas adicionales que permitan conocer cuál es la salud real y el riesgo cardiovascular de una persona.

A partir de ahí podrá ofrecer la solución adecuada para reducir ese riesgo de enfermedades cardíacas, que puede incluir la adopción de un estilo de vida saludable, sustentado en una buena alimentación, sana y equilibrada, y en el ejercicio regular.