¿Qué es la celiaquía?

La celiaquía o enfermedad celiaca es una enfermedad de origen autoinmune con un componente genético, en la que se produce una reacción inflamatoria en la mucosa intestinal al entrar en contacto con una proteína que procede de los cereales, sobre todo del trigo.

Celiaquía en niños

Los síntomas de enfermedad celiaca más frecuentes en los niños son sobre todo la diarrea, la pérdida de peso o un estancamiento en la talla.

También es frecuente encontrar estreñimiento o dolor abdominal de manera más o menos frecuente.

Hay otros síntomas que no afectan el aparato digestivo, como puede ser una pubertad que se retrasa, manifestaciones en la piel como algún tipo de eccemas o dermatitis, sobre todo la herpetiforme, alteraciones en las encías, alteraciones en la mucosa oral como pueden ser las aftas de repetición, y también hay otro tipo de síntomas como pueden ser el dolor de cabeza más o menos recurrente, incluso la dificultad de concentración o un menor rendimiento escolar que previamente.

Se deberá consultar con el pediatra o con un pediatra gastroenterólogo en caso de que se tenga cualquier tipo de síntoma digestivo, y también si tenemos un diagnóstico de enfermedad celiaca en la familia.

En consulta se hará la historia clínica al paciente de manera detallada. Se hará una valoración nutricional del paciente, junto con el peso y con la talla. Y además se realizará una analítica completa, que incluya un estudio básico, estudios de vitaminas para determinar si hay algún déficit, sobre todo de hierro o algún tipo de vitamina.

Causas de la celiaquía

Lo que ocurre es que no son capaces de procesar el gluten, lo que hace que se produzcan problemas en el aparato digestivo, sobre todo en el intestino delgado, si comen algo con gluten.

Cuando una persona con una enfermedad celiaca come un alimento que contiene gluten se desencadena una respuesta del sistema inmunitario que hace que el intestino no pueda absorberlo.

Normalmente se diagnostica en la infancia, aunque cada vez son más los adultos que la tienen y que han vivido sin diagnóstico varios años con problemas intestinales que no se relacionaban con la enfermedad celiaca.

Síntomas de la celiaquía

Esta inflamación, que se produce a nivel intestinal, produce dos tipos de síntomas:

  • Síntomas digestivos que se caracterizan sobre todo por la diarrea y la distensión abdominal.
  • Síntomas a nivel de todo el organismo, porque se produce una mala absorción de sustancias importantes, como el hierro, el ácido fólico o el calcio, y eso favorece la producción de anemia, de osteoporosis, trastornos neurológicos y otra serie de síntomas que pueden afectar prácticamente a cualquier parte del organismo.

Los síntomas más habituales son:

  • Pérdida de peso
  • Vómitos
  • Diarrea
  • Problemas intestinales, como hinchazón.
  • Dolor en el abdomen
  • Falta de apetito
  • Problemas de crecimiento

Pruebas y diagnóstico de la celiaquía

¿Cómo saber si soy celiaco?

Ante estos síntomas, el médico puede sospechar de la existencia de la enfermedad celiaca. Para salir de dudas debe llevar a cabo una serie de pruebas que incluyen la determinación de los anticuerpos relacionados con la enfermedad: anticuerpos antigliadina, antiendomisio y antitransglutaminasa tisular.

Es fácil que en una misma familia haya más de un miembro celiaco. Así, ante un diagnóstico de la enfermedad celiaca es conveniente que todos hermanos y los padres se hagan las pruebas para ver las posibilidades que tienen de tener la enfermedad, porque a veces pasa desapercibida y sin síntomas.

Una vez conocidos los resultados, también se suele llevar a cabo una endoscopia para valorar el estado del intestino delgado y tomar alguna muestra para hacer una biopsia si el médico lo considera oportuno.

Tratamiento de la celiaquía

El tratamiento para la enfermedad celiaca es no comer gluten. Con esto conseguimos que desaparezcan los síntomas que tiene el paciente en estos momentos y evitamos que puedan aparecer complicaciones a largo plazo.

Por eso, las personas celiacas deben ser muy conscientes de su patología y tener mucho cuidado con lo que comen. El gluten está presente en muchos cereales y alimentos: embutido, conservas, golosinas…De ahí que sea imprescindible que lean detenidamente las etiquetas de todos estos alimentos.

Hay que tener en cuenta que la dieta sin gluten es la mejor medida para evitar complicaciones y llevar una buena calidad de vida.

Hay que tener en cuenta que el gluten se encuentra en todos los cereales a excepción del maíz y del arroz. Todos los productos frescos pueden ser consumidos, es decir, lácteos, frutas, verduras, carnes, pescados y legumbres pueden tomarse sin ningún tipo de restricción. Y hay que tener ya mucho cuidado con lo que viene envasado o manufacturado, porque hay que mirar bien las etiquetas y asegurarnos de que no lleva gluten o trazas de gluten en su composición.

Lee más sobre la celiaquía

Alergia a la lactosa

Intolerancia al gluten

Test de intolerancia alimentaria