Gastroenteritis: síntomas, causas y tratamiento.

Validado por: Dr. José María Alberdi

Coordinador Servicio Aparato Digestivo en el Hospital Universitario Sanitas La Moraleja.

Compartir

La aparición de forma súbita de nauseas, vómitos y/o diarrea es la manifestación física conocida como gastroenteritis, que en ocasiones viene acompañada de malestar general, dolor abdominal, fiebre, dolores articulares y musculares.

¿Cuales son las causas de la gastroenteritis?

La causa más frecuente que la provoca es la infección viral (que suele ser leve y de corta duración), seguida de infecciones bacterianas como la salmonella (que pueden cursar con fiebre alta, heces con sangre y alargarse en el tiempo) y parasitarias como la giardia o las amebas. También hay causas no infecciosas, pero son mucho menos frecuentes. Entre ellas, aparecen los efectos secundarios de fármacos, la enfermedad inflamatoria intestinal y las enfermedades del tiroides.

La gastroenteritis puede presentar complicaciones como la deshidratación o los trastornos por pérdidas de electrolitos, que pueden terminar afectando a los riñones y el corazón o tener alguna que otra consecuencia neurológica. Esto es muy importante tenerlo en cuenta en lactantes y niños, ancianos y pacientes inmunodeprimidos. También puede manifestarse de forma aguda, aunque no suele indicar nada grave. Solo en caso de que aparezcan síntomas de alarma o se prolongue en el tiempo, la gastroenteritis podría indicar otro tipo de enfermedad más preocupante.

¿Cuándo acudir al médico por gastroenteritis?

En cualquier caso, se debe acudir al médico si se tienen vómitos no controlados por más de 24 horas, ya que se puede producir deshidratación. También si aparecen síntomas de alerta como fiebre elevada, de más de 39,5 grados centígrados, vómitos o diarrea con sangre o dolor abdominal que no se controla. Además, si se presentan claros síntomas de deshidratación como orina escasa y oscura, mareos o aturdimiento intensos, sobre todo en personas mayores, es preciso acudir a un centro médico.



Tratamientos para la gastroenteritis

Ya que la mayoría de gastroenteritis son de causa viral, no necesitan tratamiento específico ni uso de antibióticos. Lo recomendable es mantener una adecuada hidratación y tratar los síntomas de forma sintomática, con analgésicos o fármacos para controlar los vómitos o la diarrea. El descanso también es una parte importante para la recuperación. Solo en casos de gastroenteritis bacteriana puede ser útil el uso de antibióticos.

En caso de gastroenteritis infecciosa, es posible recurrir a remedios caseros como infusiones, bebidas isotónicas o sueros de rehidratación, que se realizan añadiendo pequeñas cantidades de bicarbonato, sal y azúcar al agua. El agua sobrante de cocer arroz o patata también se ha utilizado para mejorar los síntomas y la hidratación. Las infusiones de manzanilla con su efecto relajante y el agua con una pequeña cantidad de limón también pueden mejorar los síntomas de la gastroenteritis. Por el contrario, no es recomendable beber zumos con alto contenido en azúcar, como el de naranja, ni los zumos envasados vendidos en supermercados.

Validado por: Dr. José María Alberdi

Coordinador Servicio Aparato Digestivo en el Hospital Universitario Sanitas La Moraleja.

Compartir
Servicio de Oftalmología Hospital Universitario La Moraleja
Servicio de Oftalmología del Hospital Universitario Sanitas La Moraleja.
Dr. Ángel Juárez
Jefe de Servicio de Cirugía Plástica y Estética del Hospital la Zarzuela de Madrid.
Servicio de Endocrinología y Nutrición en el Hospital Universitario Sanitas La Moraleja
Servicio de Endocrinología y Nutrición en el Hospital Universitario Sanitas La Moraleja
Descubre a través de nuestros consejos de salud cómo llevar una vida sana y consulta todos los temas de salud que hemos desarrollado para ti.
Mujer
Conoce a fondo el mundo femenino
Hombre
Conoce a fondo el mundo masculino