Glomerulonefritis: ¿Qué es? Síntomas y tratamiento

¿Qué es la Glomerulonefritis?

La glomerulonefritis es la inflamación de los pequeños filtros de los riñones (glomérulos) que eliminan el exceso de líquido y las sustancias de desecho de la sangre, y los hacen pasar a la orina. La inflamación grave o prolongada de los glomérulos daña los riñones.

Tipos de glomerulonefritis

Según la causa de la enfermedad puede ser:

Glomerulonefritis primaria

Afecta solo a los glomérulos renales.

Glomerulonefritis secundaria

El daño es debido a otra enfermedad, que a menudo afecta a varios órganos o sistemas.

Según las características clínicas se clasifica en:

Glomerulonefritis aguda

Aparece de forma repentina, a menudo, tras una infección bacteriana como una inflamación de garganta, laringitis o amigdalitis.

Glomerulonefritis rápidamente progresiva (GNRP)

Relativamente poco frecuente. Ocasiona insuficiencia renal en días o semanas que puede desembocar en insuficiencia renal terminal.

Síndrome nefrótico

Los glomérulos dejan pasar demasiadas proteínas y se produce una pérdida a través de la orina (proteinuria). Se produce una acumulación de líquido en los tejidos (edema) y aumentan los niveles de lípidos (grasas) en la sangre. El síndrome nefrótico daña los riñones de forma permanente.

Glomerulonefritis crónica

Inflamación renal que se desarrolla durante años. Como consecuencia, puede producirse una insuficiencia renal.

Proteinuria asintomática

Aparecen proteínas y sangre en la orina que no se perciben a simple vista y el afectado no siente molestia alguna.

Causas de la glomerulonefritis

La glomerulonefritis puede estar causada por problemas en el sistema de defensa del cuerpo (sistema inmune). También podría ser consecuencia de otra enfermedad. A menudo se desconoce la causa exacta.

Factores de riesgo:

  • Es más común en hombres que en mujeres
  • Está relacionada con infecciones
  • Uso excesivo de medicamentos como ibuprofeno y acetaminofeno
  • Otras enfermedades renales
  • Problemas en el sistema inmunitario
  • Cáncer, tumores
  • Diabetes
  • Reacciones alérgicas, p.ej. a la comida o a una picadura de abeja
  • Abuso de drogas
  • Obesidad mórbida

Síntomas de la glomerulonefritis

Si padeces glomerulonefritis, tus glomérulos se inflaman y tus riñones dejan de funcionar adecuadamente. La sintomatología es diferente en función del tipo de glomerulonefritis.

Glomerulonefritis aguda

Los síntomas se presentan, en la mayoría de los casos, de forma muy leve:

  • Sangre en la orina
  • Disminución de la cantidad de orina al día
  • Presión arterial alta (hipertensión)
  • Dolor de cabeza
  • Trastornos de la vista

Glomerulonefritis rápidamente progresiva (GNRP)

  • Sangre en la orina
  • Fiebre
  • Fatiga
  • Acumulación de líquido en los tejidos (edema)

Síndrome nefrótico

  • Proteínas en la orina
  • Fatiga
  • Dolor abdominal
  • Pérdida de apetito
  • Hinchazón de cara, ojos, tobillos, piernas y abdomen, sobre todo por la mañana
  • En ocasiones, atrofia muscular.
  • En estadios avanzados: cabello o uñas quebradizas, fragilidad ósea, aumento del riesgo de trombosis, inflamación del músculo del corazón, aumento de los niveles de lípidos en sangre, infecciones frecuentes, insuficiencia renal

Glomerulonefritis crónica

Durante muchos años no aparecen molestias ni síntomas. Cuando la enfermedad está avanzada puede producirse insuficiencia renal con los siguientes síntomas:

  • Malestar general
  • Náuseas
  • Cansancio
  • Presión sanguínea alta
  • Presencia de proteínas en la orina
  • Anemia
  • Hipertensión
  • Dolor abdominal

Proteína en la orina asintomática y/o sangre en la orina

No presenta otra sintomatología.

Diagnóstico de glomerulonefritis

En un primer momento el médico puede solicitar:

  • Análisis de orina: para comprobar si contiene proteínas o sangre.
  • Análisis de sangre: se detectan valores aumentados de creatinina en sangre

Ante la sospecha de glomerulonefritis, se realizan pruebas más específicas como:

  • Ecografía renal
  • Biopsia renal
  • Pruebas de la función renal

Tratamiento de la glomerulonefritis

El tratamiento dependerá del tipo de glomerulonefritis y las causas que la producen:

Glomerulonefritis aguda

Diuréticos (para el edema), antihipertensivos (para la tensión elevada), antibióticos (para los casos en los que la causa es una infección bacteriana).

Glomerulonefritis rápidamente progresiva (GNRP)

El tratamiento depende de la enfermedad que la provoca.

Síndrome nefrótico

Diuréticos (para el edema), limitar el consumo de alimentos ricos en proteínas, inhibidores de la ECA para la hipertensión y la proteinuria, estatinas o similar para los lípidos en sangre, anticoagulantes como heparina, tratamiento de infecciones, antiinflamatorios, inhibidores del sistema inmune, eliminar consumo de drogas o medicamentos causantes.

Glomerulonefritis crónica

En principio se tratan los síntomas. Cuando la función de los riñones se ve limitada, el tratamiento incluirá fármacos antihipertensivos, control de los líquidos, alimentación baja en proteínas. Si la enfermedad se encuentra en fase avanzada y la insuficiencia renal es terminal, las posibilidades terapéuticas son la diálisis o el trasplante de riñón.

Proteína en la orina asintomática y/o sangre en la orina

No requiere tratamiento, pero sí realizar un seguimiento con análisis de orina regulares.

Prevención de la glomerulonefritis

La glomerulonefritis no puede prevenirse, aunque sí detectarse de forma precoz y tratarse adecuadamente, evitando la insuficiencia renal.

Es importante tener en cuenta los efectos de ciertos medicamentos para utilizarlos de forma adecuada y evitar su consumo en exceso.
También es recomendable tomar suficientes líquidos y evitar el consumo de tabaco.

Validado por: Dr. Ignacio Moncada Iribarren

Jefe del Servicio de Urología en el Hospital Universitario Sanitas La Zarzuela.

Compartir
Publicado por
Validado por: Dr. Ignacio Moncada Iribarren