Categorias: Enfermedades Piel

Tipos de lunares

Podemos diferenciar dos tipos de lunares o nevus como dicen los dermatólogos:

Lunares congénitos

Los lunares o nevus con los que nacemos que son lo que llamamos nevus o lunares congénitos.

Lunares adquiridos

Los lunares adquiridos son los que van apareciendo a lo largo de la vida del paciente hasta el desarrollo completo 18 a 20 años.

  • Estos van lunares o nevus van a aparecer entre los 2 y 3 años de la vida del niño como un primer brote.
  • Después habrá un segundo brote o aparición de estos nuevos adquiridos suele ser alrededor de los 12 14 años, que es la época de la pubertad. 
  • Y por último vamos a tener ya los últimos nevus  que nos van a aparecer que son alrededor de los 18 20 años cuando completamos nuestro desarrollo físico.

Seguimiento  de lunares

Los que verdaderamente son importantes para los dermatólogos son los nuevos con los que nacemos, es un porcentaje pequeño de la población el que tiene estos lunares en el momento del nacimiento pero sí los vamos a vigilar porque pueden ser precursores de un tumor que conocemos como melanoma maligno. Este tipo de lunares tienen la suficiente importancia como para que podamos hacer

Este seguimiento en los primeros 5 años de la vida del paciente.

Cada seis meses aproximadamente de los 5 años y hasta la adolescencia, haremos el seguimiento cada año porque es el periodo en el que podemos notar que hay algún tipo de cambio o de alteración en este tipo de lunares.

Un momento clave también en el que tenemos que hacer un estudio es en la época de la adolescencia del paciente, porque aquí puede ocurrir que aparezca algún tipo de nevus que conocemos como nevus familiares o nevus displásicos y estos lunares también que pueden ser precursores del melanoma.

Como saber si un lunar es maligno

Una pregunta muy frecuente que hacemos a los dermatólogos en la consulta es cuando nos tenemos que preocupar en relación a los cambios que puede tener un lunar.

Hay una regla muy sencilla que los dermatólogos decimos regla del abecedario o del abc:

A- Asimetría del lunar

De la primera de las letras sería la A qué es de asimetría, si hay cambios en la simetría de un lunar y este pasa a ser asimétrico siempre debemos preguntar la segunda de las letras, la B

B- Bordes del lunar

La B hace referencia a los bordes del lunar, si tenemos alguna alteración de esos bordes y empiezan a ser irregulares tendremos que consultar la siguiente letra, la C

C- Color o cambios de color del lunar

La C que quiere decir color o cambios en el color, normalmente los lunares suelen tener un color muy homogéneo, pero si nos encontramos con que hay cambios en este color, bien hacia el rojo o el negro esto es  preocupante, o incluso pérdidas de color en alguna zona de la superficie  del lunar también tendríamos que consultar.

D- Diámetro del lunar 

Finalmente la D  hace referencia al diámetro. En general los lunares tienen un tamaño inferior a 6 milímetros, pero si este tamaño es mayor o lunar empieza a crecer por encima de este tamaño también deberíamos preocuparnos y siempre preguntar al dermatólogo.

Validado por: Dra. Cristina Villegas

Jefa de servicio de Dermatología del Hospital Universitario Sanitas La Moraleja.

Categorias: Enfermedades Piel
Compartir
Publicado por
Validado por: Dra. Cristina Villegas