Hoy en día, son muchas las mujeres que se han realizado un aumento de senos y dudan de si esto afectaría a la hora de amamantar a sus bebés.

A continuación te contamos todo lo que necesitas saber si tras una mamoplastia vas a ser madre y deseas dar el pecho a tu hijo:

¿Afecta una operación de aumento de pecho a la lactancia?

No, lo habitual es que no se afecte la lactancia, ya que el implante mamario no produce daño en el tejido glandular.

¿Y las prótesis del aumento de senos?

Tampoco, una duda que tienen muchas mujeres es si la prótesis mamaria puede afectar directamente al bebé, en este caso, podemos estar tranquilas ya que no estaría en contacto la leche materna con el implante.

¿El implante mamario de una mamoplastia se estropea con el tiempo?

El implante mamario  no se estropea tras el embarazo y la lactancia, pues el pecho durante la lactancia se hincha, pero generalmente pasados unos meses volverá a su tamaño anterior, y en función del tipo de piel, la mama puede tender a  quedar más caída con el paso del tiempo. 

La mayoría de mujeres experimentan cambios en su cuerpo durante el embarazo, y tras tener su bebé deciden realizarse bien un aumento de mamás (mamoplastia) o una mastopexia (elevación de pecho). En estos casos se recomienda si va a darle el pecho esperar más de seis meses desde que el bebé deja de mamar.

En conclusión, realizarse una operación de aumento de pecho no tiene por qué interferir en la lactancia, pero os recomendamos que  a la hora de tomar una decisión conozcáis de primera mano otras experiencias y os asesoréis por los mejores profesionales que os puedan garantizar un buen resultado.