Cómo cuidamos nuestro pelo es clave para que este luzca sano y fuerte, en ocasiones tendemos a creer que el uso de un tipo de champú o una marca concreta, es determinante para tener y mantener en el tiempo nuestro cabello.

Aunque sin duda, influyen los productos que lleve nuestro champú y acondicionador habitual: Parabenos, sulfatos, siliconas y otros químicos presentes en algunos cosméticos, y que dañan mucho nuestro pelo, estos no son los únicos responsables del debilitamiento progresivo del cabello, también cómo cuidamos nuestro pelo, es decir, la manera que tienes de lavarlo, secarlo y peinarlo, es importante a la hora de tener un pelo bonito y sano.

Lo que no debes hacer para cuidar tu pelo

  • Frotar el cabello al aplicar el champú.
  • Aclararlo con agua muy caliente.
  • Frotarlo fuerte con la toalla para secarlo.
  • Cepillado fuerte.
  • Aplicar el secador directo y con aire muy caliente.

La fibra capilar está rodeada de unas escamitas que forman la cutícula del cabello, cuando la cutícula está plana, la luz se refleja y por eso, no nos brilla el pelo.

Lo que debes saber sobre cómo cuidar nuestro pelo

Elegir un buen champú y mascarilla

Es importante que conozcamos bien qué tipo de cabello tenemos, por ejemplo, si lo tenemos teñido, los champús con sulfatos lo que hacen es arrastrar el color y favorece que perdamos la pigmentación más rápido de lo esperado.

De cualquier modo, sea cuál sea tu tipo de cabello, los champús con sulfatos no son recomendables en ningún caso, puesto que contienen detergente, por eso hacen tanta espuma al aplicarlo, y, en general, resecan mucho el cuero cabelludo.

Por otro lado, los parabenos son un tipo de conservante que se utiliza en muchos productos cosméticos, para evitar que pierdan su efectividad y aguanten más tiempo.

Podemos saber si un producto tiene parabenos si en su etiqueta leemos: methylparaben, propylparaben, butylparaben o benzylparaben. De cualquier modo, si las concentraciones de parabenos en el producto, son bajas, no tienen por qué dañar el cabello.

El uso de productos con ácido hialurónico para el cabello te ayudará a mantenerlo hidratado.

Cómo y con qué nos cepillamos

A la hora de peinar o cepillar el cabello, es importante evitar tirar de los enredones y tirones que, en ocasiones, pensando que es la manera de acabar con ellos, lo único que conseguimos es romper las puntas.

Además, debemos tener cuidado cuando pasamos el cepillo por el cuero cabelludo, debemos hacerlo de forma suave para no levantarlo ni irritarlo.

Secar el cabello con secador ¿Sí o no?

Siempre que se pueda, es mejor dejar el pelo secar al aire, sin embargo, si tenemos mucha cantidad y además es invierno, esta opción no es muy cómoda, puesto que podemos resfriarnos y el cabello tardaría demasiado en secarse del todo.

Nuestra recomendación es que dejes el cabello al aire una media hora mínimo para que se seque un poco la humedad, después, con  el aire templado del secador y a cierta distancia, ir secando el cabello desde la raíz a las puntas.

Es mejor que al secarlo, manejes el pelo con tus propias manos, de esta manera, evitas que se te encrespe el cabello y se parta por la fricción que provoca pasar el peine o el cepillo.

Por otro lado, la boquilla del secador, en ocasiones, no la usamos. Debes saber que la boquilla del secador lo que hace es que la corriente salga centrada, evitando que el aire  mueva tu pelo para todos lados y lo deje despeinado.

Planchar el cabello

Las planchas del pelo estropean el cabello a largo plazo de manera inevitable, lo importante, sobre todo, si las utilizas cada día, es hacerse con unas planchas que tengan regulador de temperatura. No todos tenemos el mismo tipo de cabello, el cabello fino necesitará un nivel de temperatura menor que el cabello más grueso, para dañarlo lo menos posible.

Las planchas estropean el cabello a largo plazo

Otra recomendación con respecto a las planchas, es la manera de pasarlas sobre el pelo, una vez que están calientes y a una temperatura adecuada a tu tipo de cabello, (cuanto más fino sea, más bajo debe ser el calor), debes pasar la plancha por cada mechón, de manera suave y ligera, es mejor que pases la plancha más veces antes que quedarse demasiado tiempo con el calor apoyado para evitar quemarlo.

En definitiva, además del uso de productos adecuados, cómo cuidamos nuestro pelo es muy importante si queremos que aguante sano y fuerte durante más tiempo.