Existen diferentes métodos para conseguir que poco a poco las marcas causadas por el acné vayan desapareciendo.

Aunque el acné no sólo se da cuando estamos en plena pubertad, sí es verdad que la mayoría de estas pequeñas imperfecciones en la piel tienen su origen en la pubertad.

Como sabemos, el acné es una inflamación de las glándulas sebáceas que provoca en  diferentes zonas de la cara e incluso en la espalda granos, pústulas y en los casos más graves quistes. Generalmente estos últimos dan lugar a que se nos queden cicatrices o marcas que incluso con maquillaje es difícil ocultarlas.

Para procurar reducir estas marcas existen diferentes métodos:

  • Protección solar: Es recomendable utilizar siempre protección solar aunque sea invierno y en concreto aplica un Factor más elevado donde hay marcas de acné.
  • Peelings: Periódicamente la piel realiza una renovación celular de manera programada, de tal forma que cada 39 días se produce un peeling fisiológico o natural, pero es verdad que eso no significa que sea suficiente para eliminar esas marcas, por lo que los Tratamiento de Peeling Medio que mejorar el poro, la luminosidad y la textura, en concreto el más recomendado es el Peeling de Ácido salicílico.

  • IPL: Es otro tratamiento que se recomienda para eliminar las marcas del acné. El Láser Pixel, se basa en el principio de la fototermólisis fraccional, es decir, sólo actúa sobre una fracción del mosaico cutáneo, no afectando al resto de áreas cutáneas para facilitar una rápida curación.
    Generalmente para el tratamiento IPL Fraccional se recomiendan cuatro sesiones separadas cada una por un mes.

Si estáis pensando en realizaros algún tratamiento para eliminar las marcas del acné, lo más recomendable es hablar con un especialista para que os asesore sobre el tratamiento adecuado a vuestra piel.