Te queremos contar varios consejos prácticos de cómo hay que cuidar la piel al hacer deporte.

Protégete del sol

El primer paso para cuidar la piel al hacer deporte, es la Protección solar, no hay excusas, aunque el cielo esté cubierto de nubes, las radiaciones ultravioletas las atraviesan llegando de manera directa a nuestra piel. Por tanto, debes usar al menos un factor ­­­de protección +30 en invierno, y un +50 para el verano, puesto que el sol es más agresivo y directo.

Hacer deporte maquillada  ¿sí o no?

Aunque lo ideal es llevar la cara limpia y cubierta únicamente por la crema solar para cuidar la piel al hacer deporte, si eres de las que les gusta sentirse bien en cualquier situación, existen en el mercado de la cosmética, numerosos productos en crema y maquillajes waterproof (resistentes al sudor y al agua), que no son agresivos para la piel.

También puedes optar por un protector solar pigmentado, que a la vez que te protege, maquilla tu rostro. Así no tendrás que renunciar a estar guapa mientras practicas tu deporte favorito.

¿Y después? Cómo cuidamos la piel

Cuando volvemos a casa tras 30 o 45 minutos de ejercicio, podemos notar la piel, además de enrojecida por el esfuerzo realizado, un poco tirante, también es posible que notemos cierto picor por el sudor. Por ello, es recomendable vaporizar un poco de agua termal sobre el rostro con el fin de calmar la zona.

Una vez notemos la piel más fresquita y aliviada, es el momento de pasarnos un algodón empapado en Agua micelar, para eliminar toda la suciedad procedente de la contaminación exterior, del sudor, o del propio maquillaje, si te lo has aplicado.  Tras estos pasos, y para rematar tu rutina de limpieza, lava el rostro con agua y un poco de gel limpiador sin parabenos.

Tras este calmante ritual de limpieza y una buena ducha, toca hidratar nuestra piel limpia con nuestra crema habitual. Opta por aquellas que contengan vitamina A o C, pues favorecen la lucha contra el efecto oxidativo que los radicales libres y la contaminación ambiental, provocan en nuestra piel. ¡Toma nota! porque no hay barreras para practicar tú deporte favorito fuera del gym, sin tener que descuidar nuestra piel.