Líbrate de las cicatrices con el Láser Pixel

Lucir una piel sin imperfecciones no es fácil, y mucho menos si hemos sufrido episodios de acné en nuestra juventud que nos han dejado marcas, o tenemos manchas, lesiones y cicatrices quirúrgicas mucho más visibles y profundas de lo que hubiésemos deseado.

Tipos de cicatrices

Existen distintos tipos de cicatrices dependiendo de su origen, tamaño, forma y de cómo se ha sido el proceso natural de reparación de la piel.

Algunas cicatrices tienden a atenuarse o difuminarse con el tiempo, mientras que otras, como las causadas por el acné o la varicela, son deprimidas, conservan un color rojizo y no suelen atenuarse.

Otras cicatrices frecuentes son las dejadas por las estrías, que son provocadas por el estiramiento de la piel, y los queloides, que son cicatrices abultadas producidas por el crecimiento excesivo de tejido cicatrizal. Este tipo de cicatriz suele tener un efecto especialmente antiestético y no se aplana ni se difumina con los años

Indicaciones del Láser Pixel

  • Atenuar o disminuir las cicatrices
  • Mejorar el tono y la textura de la piel
  • Rejuvenecer la piel, disminuir las arrugas y la apariencia de los poros
  • Atenuar manchas y estrías
  • Tratamiento de lunares (nevus epidérmicos)
  • Pieles maduras engrosadas con fotoenvejecimiento.

¿Cómo actúa el Láser Pixel?

El Láser Fraccionado se basa en la fototermólisis fraccional, una técnica que permite actuar sobre zonas de la piel delimitadas sin afectar a los tejidos circundantes.

En la zona tratada el Láser Fraccionado promueve la regeneración de la piel y la producción de colágeno.

El número de sesiones de Láser Pixel que necesitas dependerá del tipo de cicatriz, pero los resultados suelen ser visibles desde el primer tratamiento. Lo habitual es que para eliminar una cicatriz, sea o no quirúrgica, se necesiten entre 2 y 4 sesiones.

En comparación con otros tratamientos para eliminar cicatrices, como la dermoabrasión o el peeling químico, el Láser Fraccionado apenas presenta efectos adversos, apenas presenta efectos adversos, como puede ser la despigmentación de la zona tratada o las modificaciones en la textura de la piel.