Los revolucionarios avances en depilación láser han hecho que hoy sea la técnica más eficaz y segura para eliminar el vello de forma permanente. ¡Una inversión a largo plazo de la que no te arrepentirás! Existen muchos tipos de láser, pero entre los más extendidos está el láser de diodo, uno de los más avanzados y que mejores resultados ofrece.

Al igual que otros tipos de láser empleados en depilación, el láser de diodo actúa sobre la melanina, responsable del color de nuestra piel y cabello. Cuanta mayor sea la acumulación de melanina, más oscuro será el vello y la capa externa de la piel (epidermis).

Orientador tratamientos de estética

Láser diodo qué es

El láser de diodo cuenta con unos pequeños semiconductores que emiten energía calórica con una longitud de onda específica y actúa sobre la melanina, destruyendo el folículo piloso sin dañar la piel que lo rodea. La eficacia del láser depende de muchos factores, como la coloración del vello y de la piel, el grosor del pelo, la profundidad del folículo…

Por ello, es fundamental que a la hora de plantearte la depilación láser te pongas en manos de profesionales que hagan un estudio exhaustivo de tu caso. Este diagnóstico les permitirá determinar el tipo de láser más adecuado y seguro para tu tipo de vello y piel, así como el número de sesiones que necesitas para una eliminación permanente. También es importante que el centro en el que te hagas el tratamiento cuente con la tecnología más avanzada en depilación láser, de manera que no solo te garantice un tratamiento eficaz y de calidad, sino también de máxima seguridad.

Láser diodo resultados

Ya hemos comentado que un factor clave para la eficacia del láser es la concentración de melanina del vello, y que cuanto mayor sea, mejores serán los resultados. Por ello, la depilación láser no es eficaz en el vello muy claro o en las canas, que apenas tienen melanina. Los resultados también pueden ser menos positivos en pieles muy morenas, ya que al tener más melanina también absorben el láser y pueden dañarse, apareciendo quemaduras o problemas de pigmentación.

Una de las principales ventajas del láser de diodo es que permite tiene una longitud de onda más larga y se puede calibrar para evitar el daño sobre las pieles más bronceadas, eliminando el vello desde la raíz pero sin efectos sobre la piel circundante. Además, puede aplicarse incluso en las zonas más sensibles, como rostro, ingles y axilas, además de brazos, piernas, muslos o la habitual línea alba.

Aunque debido a su longitud de onda ha mostrado eficacia en vello más claro y pieles bronceadas, el láser de diodo consigue los mejores resultados y está especialmente indicado en pieles con fototipo I a VI, que incluye desde las pieles muy claras a las que se broncean con facilidad.

Depilación permanente

Para eliminar el vello de manera permanente tendrás que realizar varias sesiones de tratamiento, espaciadas entre 4 y 6 semanas dependiendo del caso. El vello irá desapareciendo de manera paulatina, a partir de las 24 horas tras cada sesión. Debes tener en cuenta que, aunque los avances tecnológicos han mejorado mucho las técnicas láser, este tipo de depilación puede ser algo molesta para algunas personas, ya que cada disparo que emite el láser se siente como un pequeño hormigueo o impulso eléctrico. También puede causar enrojecimiento o una ligera inflamación.

Para evitar efectos no deseados es importante que sigas las recomendaciones de los especialistas antes y después de cada sesión, como por ejemplo hidratar bien tu piel, evitar sustancias que la irriten y protegerla del sol. Pero recuerda: si te pones en manos de profesionales experimentados que cuenten con la última tecnología, el riesgo de presentar molestias o algún efecto adverso es mínimo, ¡por lo que no escatimes en seguridad y salud!