Tener las orejas grandes o separadas no es un defecto físico, ni un problema para nuestra salud, pero sí es verdad que a muchas personas les puede llegar a afectar a su autoestima y a crear grandes complejos, por lo que consideran que realizarse una otoplastia o cirugía de orejas puede ser la solución

Generalmente este complejo se comienza a gestar durante infancia, recibiendo alguna broma de mal gusto por parte de los compañeros de colegio, pero principalmente es durante la adolescencia cuando más nos afecta, ya que esta inseguridad creada por las burlas hace que poco a poco perturbe nuestro día a día, en el caso de las mujeres, evitamos llevar el pelo recogido.

Operarse de las orejas

Aunque operarse de las orejas puede realizarse a partir de los 8 años, ya que a esa edad nuestras orejas han alcanzado el tamaño definitivo, la mayoría de personas espera a la edad adulta para someterse a la cirugía.

Respecto a los resultados de la Otoplastia queda evidente que el cambio físico es a mejor, ya que notamos un rostro más proporcionado, y lo más importante que recobramos la confianza en uno mismo.

Para entender mejor en qué consiste la operación de orejas (Otoplastia) os explicamos que es un procedimiento quirúrgico destinado exclusivamente a mejorar la forma, posición o proyección del pabellón auricular por diversos motivos, los más comunes son los siguientes:

  • Hellix valgus (oreja de soplillo). La más frecuente.
  • Malformaciones congénitas: Orejas contraídas, microtias (orejas pequeñas).
  • Malformaciones adquiridas: Quemaduras, traumatismos, cirugía.

Actualmente existen diferentes técnicas de Otoplastia y su indicación varía según el tipo de deformidad.

Principalmente consiste en tallar y modelar el cartílago auricular. En algunas malformaciones es necesario tomar injertos de cartílago de la oreja sana.

La ventaja de este tipo de intervención es que la anestesia que se suele emplear es local con sedación, por lo que es poco molesta y el postoperatorio es bastante rápido, ya que a las 2-3 horas de la intervención podemos volver a casa y la rutina se puede recobrar pasados unos 3 días.