Son muy pocas las mujeres que consiguen recuperar la figura después del parto, al menos volver a estar cómo antes de ser madre, sin embargo, debes saber que no es misión imposible, para algunas mujeres con determinada constitución, simplemente volver a una dieta personalizada y practicar ejercicio les es suficiente para recuperar la figura después del parto, 

Pero si eres de las que, como la mayoría de las mortales, tu cuerpo se resiste a volver a su sitio, no te preocupes, hoy en día existen numerosas técnicas y tratamientos que permiten a la mujer recuperar la figura después del parto, e incluso mejorarla.

Factores que influyen a la hora de recuperarse tras el parto

Hay factores determinantes que influyen a la hora de recuperarse antes y mejor después de la maternidad, entre ellos:

  • La cantidad de kilos que has ganado durante la gestación, lo habitual es engordar unos 10 o 12 kg, debes tener cuidado y no pasarte de las recomendaciones del médico que lleva tu embarazo, y alimentarte bien en el embarazo, no solo para evitar coger kilos de más, sino porque tu bebé se alimenta a través del cordón umbilical, de lo que tu comes, por tanto, ¡Come sano!
  • El tipo de piel que tengas, que depende de tu genética
  • La edad, es evidente que, cuanto más joven más fácil y rápido podrás recuperar la figura después del parto.
  • La necesidad o no de hacer reposo, así como el tipo de parto, son también importantes a la hora de valorar la rapidez en la recuperación.

Lo normal es tardar aproximadamente un año e recuperar la figura después del parto de forma natural, aunque la mayoría de las veces, se producen pequeñas transformaciones, más o menos visibles.

Cirugía para recuperar la figura después del parto

Los mayores cambios en nuestro cuerpo tras la maternidad, se suelen reflejar en la zona del abdomen y en las mamas. De hecho, cada vez son más las mujeres que se someten a intervenciones quirúrgicas en estas partes del cuerpo tras dar a luz.

La cirugía de abdomen tras el parto

La cirugía de abdomen es la que más se practica para recuperar la figura después del parto, tanto para reducir grosor, como para recuperar la forma. En la misma intervención se trata la grasa, la piel y la musculatura, evitando invadir la cavidad abdominal para conseguir un postoperatorio menos molesto. Este tipo de cirugías permite no sólo una mejora estética sino que evita que el abdomen deteriorado sobrecargue la columna lumbar por una mala posición, que puede llegar a generar desgaste en las vertebras.

La cirugía de elevación, reducción o aumento de pecho

Otras de las intervenciones quirúrgicas estrella tras el parto es el aumento, disminución o elevación del pecho.  Muchas mujeres después de dar a luz, observan un deterioro importante en las mamas que, en algunas ocasiones, sólo tienen solución con intervenciones quirúrgicas.

Tratamientos sin cirugía para recuperar la figura después del parto

Los tratamientos estéticos sin cirugía para después del embarazo también han mejorado mucho en los últimos años. No son tan rápidos ni tan efectivos a corto plazo, pero con un poco de paciencia, en muchos casos el resultado puede llegar a ser el mismo.

Los tratamientos más recomendados en este caso son:

  • Cavitación o lipoláser: es una técnica avanzada de liposucción sin cirugía que ofrece la ventaja de ser poco invasiva y que no presenta contraindicaciones destacadas, salvo en caso excepcionales. Se puede focalizar en las partes del cuerpo que más lo necesiten.
  • Radiofrecuencia multipolar: La radiofrecuencia está indicada para eliminar las varices del embarazo, pero también para la reducción de grasa localizada leve o moderada, con la ventaja de que las capas superiores de la piel quedan intactas, ya que la actuación se genera en el tejido más profundo.
  • Mesoterapia y carboxiterapia: técnicas diferentes destinadas a un mismo fin; evitar la retención de líquidos y mejorar la celulitis o “piel de naranja”. Estos tratamientos favorecen el drenaje, ayudan a mejorar la circulación sanguínea y a la formación de colágeno.
  • Láser facial y corporal. Es muy común tras los embarazos y los partos, la aparición de manchas cutáneas, varices y estrías. En la actualidad, existen diferentes y variados tipos de láser destinados a cada una de estas patologías. Será el especialista en medicina estética o el dermatólogo el que deberá determinar qué tipo de láser puede ser el más efectivo.

 

Recuperar la figura después del parto ya no es  ‘misión imposible’ pero debes tener en cuenta que ni todas las mujeres son iguales, ni todas necesitan los mismos cuidados. Lo más recomendable es que consultes con un médico especialista y te dejes asesorar antes de decidir si debes someterte a algún tratamiento o intervención.