Combatir la celulitis para lucir una piel tersa en verano

Cada vez está más cerca el verano. Llevamos tiempo deseando que llegue para disfrutar de mil planes al aire libre. Aunque la celulitis en las piernas no es perjudicial para su salud, sí que puede acabar minando la autoestima.

Tratamientos para reducir la celulitis

Por eso, antes de que esto suceda hay que poner la solución adecuada acudiendo a un equipo de especialistas que puedan ayudarnos a terminar con la celulitis.  Te contamos los distintos tratamientos que existen para reducir la antiestética piel de naranja.

Cavitación

Es una técnica de ultrasonidos de baja frecuencia que hace que se formen burbujas de vapor dentro de un líquido para destruir las células grasas. Estas se eliminan a través del sistema linfático y de la orina.

Radiofrecuencia

Se basa en ondas electromagnéticas, pero esta vez las células grasas se destruyen por calor.  Además de tratar la celulitis, puedes combatir la flacidez, reafirmar la piel y tonificarla

Mesoterapia

Consiste en la infiltración de vitaminas, oligoelementos, aminoácidos y ácido hialurónico con los que se consigue disolver la grasa y mejorar la fibrosis, es decir, las irregularidades de la piel que aparecen con la celulitis.

Técnica de la LPG

Masaje de rodillos con un microprocesador que facilita la eliminación de la grasa y mejora la luminosidad de la piel.

Carboxiterapia

Mediante la aplicación de dióxido de carbono (CO2) se estimulan los tejidos y se favorece la circulación, que se encuentra alterada con la celulitis. Así, se favorece la formación de colágeno y elastina que permiten recuperar la suavidad de la piel.

Láser Cellulaze

Es una técnica para eliminar la celulitis mediante la mejora de la estructura de la piel y del tejido de alrededor. Este tratamiento se focaliza en el origen del problema: la estructura de debajo de la dermis

No obstante, puedes reforzar los resultados obtenidos con una buena alimentación, donde no falte la hidratación y las verduras de hoja verde. Asimismo, conviene reducir el consumo de sal y azúcar, y aumentar el de frutas con alto contenido de vitamina C.