De entrada, debemos saber que la celulitis aparece cuando los adipocitos (unas células que regulan la temperatura corporal) no gastan la grasa que almacenan al mismo ritmo. Esto hace que aumenten de tamaño y generen abultamientos.

¿Qué podemos hacer si tenemos celulitis?

Lo primero, examinar nuestra dieta. Tenemos que incorporar alimentos diuréticos, como las judías, la coliflor, el melocotón. También tienes que sumar a tu lista de la compra alimentos ricos en vitamina A o cereales que ayuden a eliminar toxinas.

Habrás oído hablar de cosméticos con efecto vasodilatador. También son útiles, ya que ayudan en el drenaje del exceso de toxinas.  Existen otros tipos de cosméticos capaces de descomponer los lípidos, de modo que se puede disminuir la grasa superficial.

¿Tratamientos exfoliantes para la celulitis?

También será útil realizar tratamientos exfoliantes que activen la circulación de la sangre en las zonas en las que más celulitis hemos detectado.

Pero como siempre  recomendamos, seguir el consejo  de un profesional médico para que el tratamiento sea el más adecuado para tu fisiología y tu genética.

¿Tratamientos especializados para combatir la celulitis?

Es cierto que no podemos eliminar al 100% la celulitis, pero podemos conseguir reducir algunos centímetros y alisar la piel, reduciendo la flacidez a través de la estimulación del aumento de fibras de colágeno en la dermis. Los resultados se verán a posteriori y no inmediatamente tras el tratamiento.

¿Podemos prevenir la celulitis?

La causa más común de la celulitis es el factor genético. Si nuestros genes tienen esa predisposición, debemos empezar a trabajar de firme: eliminar el tabaco y cambiar nuestros hábitos alimenticios para incluir más alimentos diuréticos en tus comidas.

¿Flacidez en la piel?

La flacidez también tiene un gran componente genético: heredamos unas características de piel, una mayor o menor cantidad y calidad de fibras de colágeno y elastina, que darán la tersura de nuestra piel o que tengamos flacidez y/o estrías. Si a esto asociamos una ingesta de proteínas deficiente, por la manía de estar a dieta permanentemente  o subidas y bajadas de peso constantes, nuestras fibras dérmicas reflejarán la pérdida de elasticidad.

Si estás tomando anticonceptivos tienes que saber que tienen efecto sobre el sistema circulatorio.

¿Alimentación y celulitis?

Debemos intentar evitar el consumo de alcohol y grasa. Por otro lado, llevar una dieta mediterránea bien surtida de todo lo que necesitamos, como frutas y verduras, carnes, pescados (blancos y azules), etc. nos ayudará.