Se trata de Cellulaze, por medio de un procedimiento quirúrgico elimina la celulitis de forma definitiva en una sesión única. El tratamiento, que es mínimamente invasivo, elimina cúmulos de grasa que sobresalen y las depresiones producidas por las malformaciones de los septos fibrosos del tejido, favoreciendo la elasticidad y alisamiento de la piel. Tras el tratamiento, la piel se reconstruye dándole mejor aspecto en la zona tratada, más lisa y saludable.

Cellulaze, es el único tratamiento quirúrgico, mínimamente invasivo que ha demostrado eliminar la celulitis basándose en meticulosos estudios clínicos. Cerca de cuatro años de estudios avalan una mejora en la celulitis de las pacientes; casi un 25 por ciento en el alisamiento del tejido y un 29 por ciento de elasticidad en la piel un año después del tratamiento. Resultados obtenidos, además, en mujeres que previamente se habían sometido a todo tipo de tratamientos, dietas, utilización de cremas y lociones sin obtener buenos resultados.

La celulitis es un mal común, se estima que el 85% de las mujeres a partir de los 20 años tienen algún tipo de celulitis en la parte más superficial de la piel alrededor de los muslos, caderas y trasero, lo cual muestra una piel “de naranja” nada favorecedora.

La técnica del láser Cellulaze utiliza la fibra SideLight 3D, una tecnología que ataca las causas de la celulitis bajo la piel: los cúmulos de grasa, los septos irregulares y la piel flácida. Durante el procedimiento, una minúscula fibra del láser se introduce bajo la piel, poco a poco la va calentando rompiendo las células grasas y licuándolas. Después el láser rompe los septos fibrosos eliminando el efecto de hundimiento en la piel, la conocida piel “de naranja”. Esta acción produce una piel alisada.

La energía láser favorece y estimula la producción del colágeno para mejorar el tejido haciéndolo más fino y elástico con una apariencia más sana. Los resultados son visibles a las pocas semanas tras el tratamiento pero lo más impactante es el resultado pasados unos meses.