Todos los años te pasa igual cuando llega esta época. Te das cuenta que la ropa del año pasado te aprieta, y encima, vuelve la moda del ombligo al aire y pantalones ajustados… Y es que esta situación previa al verano es muy frecuente en todas las consultas de medicina estética.

Lo bueno es que para reducir o incluso eliminar la celulitis hay solución. Por supuesto, lo primero es la valoración individualizada de un profesional médico. Yo suelo seguir estos pasos en la valoración:

– En primer lugar, me pregunto si el paciente tiene sobrepeso: no es lo mismo que le sobren más de 5 kilos, en cuyo caso recomendaré una dieta y un tratamiento localizado de la zona más rebelde de pérdida ya que todos tenemos una zona donde más nos cuesta perder volumen.

– Si sobran menos de 5 Kg, recomendaré control dietético y tratamiento localizado.

Dentro de los tratamientos localizados de pérdida de volumen de medicina estética que ofrecemos en Clínica Londres, una de las técnicas más efectivas y de rápidos resultados que disponemos hoy en día es la cavitación. Indicada especialmente para la grasa de la zona del abdomen y flancos, como la localizada en los pectorales de algunos hombres o determinados acúmulos grasos en piernas (no celulíticos).

La cavitación es un tratamiento completamente indoloro que se lleva a cabo sobre la zona donde previamente se ha aplicado un gel conductor, desplazándolo con un suave masaje con un cabezal. De esta manera, a través de ultrasonidos, se produce un calor local con estimulación de la microcirculación, y un efecto mecánico (cavitacional), que rompe las células adiposas.

Esa grasa, es absorbida por el sistema linfático que la elimina de la zona para su metabolización, por eso, es conveniente complementar las sesiones de cavitación con presoterapia para logra dicho drenaje. Además, es importante realizar ejercicio físico con regularidad y seguir una dieta equilibrada.

Las sesiones de cavitación, las puedes completar con radiofrecuencia corporal, esta técnica es muy efectiva para reducir volumen y eliminar la celulitis, puesto que trabaja favoreciendo la eliminación de líquidos y reduciendo la flacidez.

Podemos ver resultados desde la primera sesión, y el número de sesiones recomendadas se están entre 10 y 15, con un período de 7 días entre ellas para garantizar unos resultados óptimos.