La cirugía estética genital femenina después del parto es una intervención que ayuda a recuperar el aspecto de la zona intima de la mujer tras dar a luz. Pues, en ocasiones, después del parto cuesta que el cuerpo vuelva a la normalidad.

La cirugía estética genital femenina

Se trata de una cirugía que tiene como objetivo corregir problemas que aparecen en la zona genital femenina, y que producen alteraciones en la función sexual o problemas estéticos.

Recuperar tu identidad

Con el avance de las técnicas de cirugía estética genital femenina se ha logrado que la mujer no sienta que ha perdido parte de su identidad después de ser madre, y pueda volver a tener la misma forma que antes de quedarse embarazada y tener a su bebé.

Técnicas funcionales y estéticas

Lo importante para poder resolver el problema es que lo trate un equipo de especialistas en cirugía estética genital femenina que valore adecuadamente las alteraciones funcionales o estéticas, y nos ofrezcan las distintas posibilidades que hay para solucionarlas, que van desde técnicas de:

  • Microcirugía.
  • Lifting.
  • Liposucción.

De esta forma, los problemas estéticos que haya ocasionado el parto en la zona de los genitales femeninos se puede corregir, lo que hace que la mujer recupere su autoestima y su funcionalidad.

Lesiones más frecuentes

Una de las lesiones más frecuentes son las cicatrices derivadas de la episiotomía. En este caso, se puede optar por tratarla con láser para borrar las huellas, o reconstruirla con la cirugía estética genital femenina.

Hay que recordar que después del parto y tras una episiotomía grande, pueden aparecer molestias comunes, como las que causa la ropa interior al estar en contacto con la mucosa vaginal, incomodidad durante las relaciones sexuales o incluso incontinencia.

Ponte en manos de especialistas

En cualquier caso, al ser una cirugía estética genital femenina que se lleva a cabo en partes muy delicadas de la mujer, hay que abordarla de una forma delicada y en un clima de confianza, para que la paciente pueda exponer con claridad cómo se siente, tanto física como psíquicamente.

De esta manera el especialista que la atiende será capaz de tener una percepción de su problema que va más allá de las cuestiones físicas, pues recuperar el aspecto íntimo y superar los problemas estéticos de los genitales femeninos causados por el parto, es importante para recuperar la autoestima.