La zona alrededor del  cuello y debajo de la barbilla suele ser una zona bastante sensible para muchos hombres a la hora de afeitarse. Principalmente para aquéllos que tienen la piel muy sensible o muy seca.

¿Evitar que el vello de la barba se enquiste?

Como os habréis dado cuenta, con el paso de los años, esta irritación no sólo provoca enrojecimiento, sino que va unida a que aparezcan granitos que se suelen inflamar y provocan que el vello se enquiste.

La consecuencia de esta situación no es sólo un problema estético o de incomodidad, sino que a veces tenéis que ir al médico a causa de una foliculitis.

Seguro que intentáis poner en práctica todas las medidas posibles para reducir esta irritación tras el afeitado, como evitar rasuraros con la piel seca. Incluso utilizaréis cremas y lociones tras el afeitado para mantener vuestra piel  lo más hidratada posible, principalmente la zona del cuello y debajo de la barbilla. Además, muchos de vosotros os haréis de forma periódica algún tratamiento de exfoliación y peeling para eliminar “la capa” provocada por las células muertas de la piel, pero aun así… la irritación persiste.

Por eso, si en vuestro caso, el problema persiste os recomendamos consultar con vuestro dermatólogo la posibilidad de realizar un tratamiento de depilación láser en la zona del cuello.

La gran ventaja de la depilación láser masculina

Es que además de eliminar el crecimiento del vello en las zonas tratadas, mejorará la textura de la piel, ya que no estará expuesta a las agresiones de pasar la cuchilla o maquinilla todos los días.

Eliminar barba

También existen casos en los que muchos hombres han solicitado eliminar la barba del rostro, en estas situaciones y teniendo en cuenta que la depilación láser pretende eliminar de forma permanente el vello, se tendrá que delimitar con un especialista que zona específica es la que se desea tratar.

En cuanto a los cuidados posteriores al tratamiento, siempre después de cada sesión se  debe aplicar aloe vera para relajar la zona tratada, y fotoprotector solar, dado que es una zona expuesta al sol. Diariamente, entre sesiones, se recomendará una hidratación de la zona, así como el uso de fotoprotectores solar diario.