Tener los poros abiertos o dilatados principalmente en “la zona de la T” es algo común tanto en hombres como en mujeres, pero eso no evita que las personas que lo tienen en ocasiones se sientan incómodas y noten que su piel no luce tanto como les gustaría.

¿Poros abiertos o dilatados?

Denominamos “poro” a la abertura externa del folículo pilosebáceo, cuya misión es verter sebo a la superficie cutánea para mantenerla hidratada.

Cuando esta obertura es más amplia de lo normal, se le denomina poro abierto o dilatado.

¿Por qué se dilatan los poros?

Los factores principales que favorecen que se abran son:

  • La edad.
  • Predisposición genética.
  • Exceso de sebo.
  • Acné.

Asimismo se ha demostrado una relación con el género masculino y los trastornos hormonales de la mujer.

Pero tener los poros abiertos no debe acomplejarnos ya que existen diferentes soluciones para combatirlos y reducir su tamaño.

Por ejemplo, en tu rutina de limpieza diaria, usar un  tónico que se adapte a tu tipo de piel, la constancia en el uso de este tipo de producto, puede ayudar a controlar el exceso de grasa y a mantener el poro limpio.

Una cosa que es mejor evitar es el uso de cosméticos que puedan obstruir nuestra piel, y es muy importante que nos desmaquillemos correctamente.

¿Poros obstruidos?

A veces es inevitable que nos toquemos el poro obstruido ya que pensamos que podremos limpiarlo si apretamos, pero, lo único que estamos consiguiendo es que se irrite más nuestra piel, que se hinche aún más el poro y en ocasiones que se pueda llegar a infectar.

Puede parecernos que beber agua durante todo el día, no guarde relación con el aspecto de nuestra piel, pero esta necesita, además de que la hidratemos por fuera, que la hidratemos por dentro.

También es muy  recomendable que las personas con poros dilatados se realicen de forma puntual algún  como Peelings: El más aconsejable es el de ac. Salicílico, ya que se fija más en la glándula pilosebácea. No reduce el tamaño del poro pero al reducir el sebo, prepara la piel para el tratamiento con IPL

El tratamiento IPL Es el tratamiento de elección, no interfiere en la vida normal del paciente, ya que al acabar la sesión, solo se producen rojeces que desaparecen en unas horas.