¿Tu mirada parece siempre cansada y envejecida por culpa de las ojeras? ¿El corrector no consigue camuflar ese tono azulado debajo de tus ojos? Si nada parece funcionar, es porque todavía no has probado los últimos tratamientos para quitar las ojeras y recuperar una mirada vital y joven.

¿Por qué salen ojeras?

Pero, ¿por qué salen las ojeras? ¿Podemos evitarlas? Lo cierto es que en su aparición influyen muchos factores, como los genéticos, los problemas de flujo sanguíneo y el estilo de vida. De hecho, la aparición de las ojeras y bolsas se relaciona con la falta de sueño y los hábitos poco saludables. Por ello, es importante dormir unas 7-8 horas diarias, procurando que este sueño sea de calidad, y llevar una dieta sana y equilibrada con un buen nivel de hidratación.

Orientador tratamientos de estética

Sea cual sea el origen de tus ojeras, en la actualidad existen tratamientos eficaces y poco invasivos que pueden ayudarte a mejorar e incluso eliminar por completo esa tonalidad grisácea que tanto envejece tu mirada. ¿Quieres conocer algunos de estos tratamientos?

Tratamiento ojeras

Ácido hialurónico

El ácido hialurónico es una de las sustancias más eficaces para combatir las ojeras, ya que al infiltrarlo en la zona se consigue rellenar el hundimiento que causa la ojera, eliminar las pequeñas arrugas y cubrir los vasos sanguíneos, atenuando la coloración azulada o grisácea. Además, el ácido hialurónico promueve la formación de colágeno, lo que hace que el tejido se tense, recupere tono y firmeza.

La infiltración de ácido hialurónico se realiza con anestesia local mediante una pequeña aguja. El procedimiento es indoloro, aunque puede ser algo molesto ya que al hacer la infiltración se nota una leve presión. Como la zona de la ojera está muy vascularizada, pueden aparecer pequeños hematomas o una ligera inflamación que desaparece con el paso de los días y que es fácil de disimular con un poco de maquillaje o corrector.

El número de infiltraciones dependerá del tipo de ojera, pero lo habitual es que la mejoría se empiece a notar a partir de la primera semana del tratamiento, o incluso mucho antes. La duración del tratamiento también dependerá de cada caso, pero suele estar en torno a los 6 meses, tras los cuales se puede volver a hacer la infiltración sin ningún inconveniente.

Hidroxiapatita cálcica

Se trata de un material de relleno natural, biocompatible y reabsorbible, empleado en el lifting sin cirugía Face Lift, un tratamiento de rejuvenecimiento facial que permite recuperar el tono y volumen. Se puede inyectar en cualquier parte del rostro (boca, óvalo facial, mejillas…) y también en las ojeras, donde ayuda a rellenar surcos y hundimientos, y promueve la formación de colágeno para que la zona se tense. El tratamiento con hidroxiapatita cálcica se realiza con anestesia local, y como su acción es progresiva, los resultados finales pueden observarse pasados unos 4 meses. En cuanto a su duración, oscila entre los 15 y 18 meses, dependiendo del caso.

Vitamina K

Mejora la circulación sanguínea y, en consecuencia, puede ayudar a reducir y prevenir ojeras y bolsas. La mejor manera de beneficiarte de la vitamina K es añadiendo a tu dieta alimentos ricos en esta vitamina, como las espinacas, el brócoli, la cebolla, la lechuga, la remolacha, las ciruelas, las uvas, los higos y los frutos rojos. Si te resulta difícil incluir estos alimentos en tu alimentación diaria, puedes recurrir a los suplementos de vitamina K. Y para el cuidado diario de tu piel, puedes utilizar cremas y serums que la contengan. Una de las principales ventajas de la vitamina K es que es totalmente compatible con otros tratamientos.

No dudes en recuperar la vitalidad de tu mirada, consulta ya con tu especialista para que analice tu caso y te ofrezca el mejor tratamiento. ¡En poco tiempo podrás ver los resultados!