La prevención es el mejor tratamiento para las lesiones, las infiltraciones de ácido hialurónico en las articulaciones de la rodilla y de los pies, que son las que más sufren a la hora de correr, pueden ser tu gran aliado si no quieres parar de realizar tu deporte preferido.

Lesiones de ligamentos más comunes

Las lesiones en los ligamentos tienen lugar con una mayor frecuencia en los deportistas que saltan, giran o cambian de dirección rápidamente, en los que hacen deportes de contacto y en los corredores. Las lesiones más frecuentes se suelen producir en:

  • El ligamento cruzado anterior.
  • El ligamento colateral medial.
  • El ligamento cruzado posterior.

La rodilla contiene ligamentos grandes que conectan los huesos entre sí y los mantienen en su lugar para ayudarlos a moverse correctamente. También hay tendones, que conectan el hueso con el músculo, y cartílago, que amortigua la rodilla y ayuda a absorber el impacto de la pisada.

Así, la mayor parte de los problemas de rodilla en los corredores tiene que ver con:

  • Una actividad repetitiva de un mismo movimiento que conlleva un uso excesivo de los ligamentos, y que puede provocar fatiga de músculos o una carga excesiva de las articulaciones, produciendo una inflamación y un daño en esos tejidos.
  • La falta de fuerza y ​​flexibilidad pueden producir lesiones en las articulaciones, ya que si al correr las rodillas no están relajadas no serán capaces de absorber el estrés que produce la pisada sobre las rodillas y se irán lesionando poco a poco.
  • Si hay algún problema en la alineación de las rodillas o en los pies, como que sean planos o cabos (con demasiado puente), puede que éstos repercutan en la pisada y a su vez en las articulaciones de la rodilla y en los tobillos.
  • El sobrepeso no ayuda, tener unos kilos de más aumenta el estrés en las articulaciones de la rodilla durante los movimientos normales, como subir y bajar escaleras, así como en actividades más intensas, como correr. Cuidado porque se puede acelerar la descomposición del cartílago articular.
  • Las mujeres son más susceptibles que los hombres a las lesiones en los ligamentos y a los problemas crónicos que afectan la rótula y el cartílago. Eso se debe a que la pelvis de la mujer es más ancha que la del hombre, lo que crea un ángulo más agudo en la rodilla y, en muchos casos, una desalineación de la rótula. Los ligamentos de las mujeres también son más laxos, y los músculos que sostienen la rodilla no son tan fuertes como en los hombres.
  • Correr con unas zapatillas que no sean las correctas para la pisada, el peso y la forma de correr pone en riesgo las rodillas. Antes de comprar calzado deportivo, realiza un estudio de tu forma de pisar, y podrás comprar las zapatillas que mejor se adapten a tu forma de correr para amortiguar bien tus pasos y que tus rodillas no sufran en exceso.

Infiltraciones de ácido hialurónico para evitar lesiones

En los últimos años, se han desarrollado varios tratamientos para fortalecer los ligamentos, enfocado sobre todo a las personas que corren habitualmente o hacen deportes en los que las piernas soportan gran parte del impacto.

Evitar las lesiones o retrasar que aparezcan es el objetivo de las infiltraciones de ácido hialurónico. Estas inyecciones reducen el desgaste por rozamiento y protegen la articulación que empieza a estar dañada.

Las infiltraciones de ácido hialurónico están especialmente indicadas para la rodilla, tobillo, cadera y hombro; aunque también están ofreciendo buenos resultados en las articulaciones de la mano.

Beneficios de las infiltraciones de ácido hialurónico

Tienes que saber que los principales beneficios de las infiltraciones con ácido hialurónico son:

  • Disminución del dolor.
  • Mejora de la función de la articulación.
  • Retraso de la progresión de la lesión y de la implantación de una prótesis.
  • La sencillez y eficacia del tratamiento, pues se hace con una sola inyección y de forma ambulatoria.

Infiltraciones de ácido hialurónico, nunca por tu cuenta

Para valorar la necesidad que tienes de realizarte infiltraciones de ácido hialurónico, debes ponerte en manos de un equipo de especialistas en medicina deportiva quienes, tras las pruebas necesarias para comprobar el estado y necesidad de tus articulaciones, te recomendarán uno u otro tratamiento. Nunca debes ponerte una infiltración de ácido hialurónico por tu cuenta o fuera de un centro médico acreditado, ya que es necesario que te pongan las inyecciones de la forma adecuada y te hagan un seguimiento de cómo va evolucionado tu articulación.